domingo, 18 de abril de 2010

PIZARRO VUELVE AL PONIENTE

Almería.- El consejero de Gobernación y Justicia de la Junta de Andalucía, Luis Pizarro Perales, realizó esta semana su primera visita oficial como máximo responsable de la administración de Justicia en Andalucía a Almería, la agitada provincia de la Operación Poniente. También viajó como responsable político directo de la administración periférica de la Junta, cuyos delegados del Gobierno en cada provincia coordinan al resto de delegaciones de las distintas consejerías.

El viaje se produce, oficialmente, dentro del calendario de visitas previstas por el número dos del gobierno de Griñán a todos los territorios, donde incide especialmente en su nueva responsabilidad en materia de Justicia. Los denominados “operadores jurídicos” son su objetivo, esto es, jueces, fiscales, abogados, procuradores y funcionarios.

Pizarro, en su primer acto oficial, al día siguiente de ser nombrado titular de Justicia en el nuevo gobierno Griñán, visitó al presidente del TSJA y al Fiscal Superior en Granada. Contrasta su primer contacto protocolario oficial con el de su predecesora, Begoña Alvarez, que eligió para su primer gesto institucional visitar al Defensor del Pueblo Andaluz, Jose Chamizo.

No parece que este viaje a Almería del titular de Gobernación le haya resultado más agradable que los anteriores, como cuando venía cada verano a Agua Amarga, en el Cabo de Gata, junto a su amigo Martín Soler. O a relacionarse con la mejor sociedad almeriense en “El Trinquete”, la afamada y concurrida caseta de feria, donde suele concentrarse el poder local y quienes, como el interventor de El Ejido, eran amigos o socios del poder. Por no hablar de la degustación de delicias marineras en la taberna de “Joaquín el marrano” con animadas charlas con los socios del PAL y a la vista de todos.

No tiene que haberle resultado grato al consejero volver al escenario del Poniente por varias razones. La primera, porque ya habrá tenido tiempo de meditar en estos meses su responsabilidad política directa en la metástasis que invade actualmente al PSOE de Almería, con un líder que ya no lo es, pero que sigue ejerciendo agarrado a su mochila. Una crisis provincial que va camino de extenderse al corazón de la ejecutiva regional del partido, sino se ha instalado ya.

Segunda, porque tras el estallido de la Operación Poniente, su nombre y el de su partido, han quedado en algo más que evidencia, en virtud de un pacto político mantenido durante años, con el PAL, cuyo presidente y fundador, Enciso, lleva en la cárcel seis meses, tras dos años de intensa investigación de la Fiscalía Anticorrupción. Investigación, todo sea dicho de paso, que ha sido muy discreta, pero no secreta. El propio Fiscal General, Cándido Conde Pumpido, la confirmó públicamente en Almería el 4 de marzo de 2009, semanas antes tan solo de que comenzasen las escuchas telefónicas ordenadas por la Juez Montserrat Peña Martínez. Aquí se da una curiosa paradoja, todo el mundo, menos los investigados y sus socios políticos del PSOE, daban por hecho de que existía una investigación en marcha. Una de las claves de esta historia está en responder a esta pregunta: ¿Por qué se sentían tan impunes los protagonistas de la trama? Seguro que Luis Pizarro tiene respuestas a esa pregunta, desde el punto de vista político, entre otras cosas porque hace tan solo seis meses almorzaba en Sevilla, con Enciso y Añéz, para planificar el actual curso político, acompañado de Martín Soler y Diego Asensio.


-Y "Luispi" cogió su fusil.

Pizarro llegó esta vez a Almería y la encontró convertida en una gran trinchera, todos con el casco puesto, fusil en mano y la bayoneta calada, apuntando a Sevilla, parece que a la cabeza del presidente. Sin dudarlo, el Consejero se enfundó el traje de campaña y, como en los viejos tiempos, hizo piña común con quien fue su pupilo para sustituir a Manuel Chaves, o sea, Martín Soler. Aunque tuviera que reconocer públicamente que la Junta, (Antonio Avila), iba a investigar los fondos públicos del Proteja otorgados en El Ejido en estos años.

Días antes, en un acto calificado por un destacado socialista como “una demostración de poder frente a Griñán”, Soler, Asensio y Vizcaíno, la troika del PSOE almeriense, oscurecieron informativamente en su feudo el anuncio del Presidente de la Junta y del titular de Universidades, Antonio Avila, de la creación de una Facultad de Medicina para Almería, convocando ellos una rueda de prensa al mismo tiempo y con el mismo pretexto.

Pero no acaba aquí la cosa en el electrizado panorama político almeriense que se ha encontrado Pizarro. Poco antes, alguien “ordena” al socialista Juan Carlos Usero, presidente de la Diputación, que contrate dos nuevos asesores del PAL, partido con el que supuestamente se rompió el 20 de octubre de 2009, a media mañana, conforme los furgones policiales entraban en la capital y avistaban el edificio del Gran Hotel. Los nombramientos de los asesores salieron publicados en el Boletín Oficial de Almería del jueves. En Sevilla, Pepe Griñán y Rafael Velasco, que se enteran y ordenan a Diego Asensio la “inmediata” marcha atrás. Y Usero, el pobre, que dijo que nunca ha estado en sus actos “alejado de las decisiones de mi partido”, procedió a firmar el cese, todo ello en medio de una gran gresca política agitada con habilidad por Javier Aureliano García, uno de los jóvenes con futuro en el PP-A. Convendrá destacar la circunstancia familiar de uno de los dos asesores del PAL contratados por Usero y despedidos al día siguiente: ser cuñado de Pepe Añez. El hombre que cree que la actuación de la Justicia en la Operación Poniente, “sigue la hoja de ruta de los políticos” y que el alcalde accidental, Ignacio Berenguel, “ha salido limpio de polvo y paja”. (La Juez, a través del TSJA, ha dicho que sigue imputado, en espera de que se concreten los cargos contra él).



-Andalus, un vuelo de 1,5 millones.

Llega también Pizarro el día que le son precintados dos aviones a la empresa Andalus Líneas Aéreas en el aeropuerto de Almería, una compañía al borde del cierre, en la que la Consejería de Martín Soler invirtió 1,5 millones de Euros y cuyos trabajadores llevan meses sin cobrar. Esta compañía, a la que el Ministerio de Fomento dejó fuera en el concurso de la línea Almería-Sevilla, está presidida por el rumoreado candidato del PSOE en Málaga, el ex consejero Pepín Martín Delgado y, en su accionariado, aparecen la Junta, Caja Granada, los hermanos Guerrero, uno de ellos director de la SER en Málaga y el otro ex ejecutivo de Air Madrid, así como el empresario del mármol Tino Consentino. En octubre pasado, el propio consejero Soler me desmintió, categórica y enérgicamente, el rumor de que Pepe Alemán, el interventor de El Ejido, tenía intereses en el accionariado de Andalus. Otro tanto hizo Consentino y el propio Gómez Angulo, amigo de todos ellos.

La visita institucional de Pizarro a Almería ha sido, no obstante, providencial para un debilitado Martín Soler quien ha creído ver reforzada su maltrecha figura política arropado por el número dos del gobierno de la Junta. Y, además de dejarse ver con su amigo Luis, Martín Soler obtenía un respiro al escuchar a Pizarro referirse al actual delegado del Gobierno en Almería, Miguel Corpas, proclamando que tiene "la mejor valoración en relación al trabajo que ha hecho y está haciendo Miguel Corpas y lo voy a tener en cuenta”.

La frase, que recojo textualmente de La Voz de Almería del viernes, no está exenta de ambigüedad, aunque dicha cinco días antes de que el Consejo de Gobierno apruebe las propuestas de nuevos delegados del Gobierno, adquiere un tinte político en clave interna muy evidente y llamativo.

Para muchos socialistas almerienses, la permanencia del cueveño Miguel Corpas en la máxima representación del gobierno de la Junta, se ha convertido en la señal inequívoca que confirme los deseos de Griñán de cambiar el partido en Almería y darle un capotazo in situ a la Operación Poniente. Para estos socialistas, viejos opositores al martinismo, “si Miguel Corpas, hombre de Martín, del clan de Cuevas, sigue aquí como representante de Pepe Griñán, esto no tiene arreglo, el partido se hunde irremediablemente y la derecha va a gobernar Almería durante veinte años más”.


-Si Corpas no sigue, será por Griñán.

Pero, a pesar de la ambigüedad, el consejero deja abierta la posibilidad de que siga o no siga Corpas. Pero sobre todo deja claro que, si no sigue, será por decisión política y personal de Pepe Griñán, no de su consejero de Gobernación. Y ahí queda eso.

A priori, y en espera de lo que suceda en el Consejo de este martes de feria sevillana, lo cierto es que en Almería todo huele al inicio de un pulso sistemático de la actual dirección socialista contra Pepe Griñán y Rafael Velasco en Sevilla, pulso al que acaba de sumarse Luis Pizarro, en cuya agrupación gaditana de origen, también se arremangan para tumbar el otro brazo del nuevo secretario general del PSOE-A y presidente de la Junta.

En este contexto, no conviene olvidar que en estos meses Griñán ya ha dado varios pasos importantes en su proceso de saneamiento y reajuste interno en relación con Almería: pactar con Zapatero lo de Mar Moreno como indiscutida número dos, apartando definitivamente a Soler de la carrera sucesoria, quitarle poder regional a la actual ejecutiva de Almería y sacar a Martín Soler del gobierno de la Junta. Pararse, ahora, en la figura del delegado del gobierno en Almería, sería tanto como intentar volver a nado, tras haber haber hecho candela con las naves, porque hacía frío.


-Añez, ese hombre.

Inesperada rueda de prensa del líder del PAL en el Ayuntamiento de El Ejido el pasado jueves, tras adjudicar servicios, entre otros, a un empresario imputado en la OP, mientras el alcalde accidental, Ignacio Berenguel, dicen que viajaba a Sevilla a verse con abogados de Agua y Gestión.

Salió Añéz a los medios sobre todo a tejer un inquietante manto de dudas sobre el trabajo de la Justicia. En concreto de una Jueza, de un Fiscal, de decenas de funcionarios judiciales y de tres magistrados de Sala, que, de momento, son los que han tomado decisiones formales y legales entorno a la Operación Poniente. Tras proclamar Añéz que “sabemos que la Justicia en este caso está actuando correctamente” , va y les atiza, entre otras, estas preguntas “particulares” :

- “¿Es esta una estrategia con el fin de que Juan Enciso no pueda seguir de alcalde de El Ejido y no pueda volver a presentarse a las elecciones?, Si Juan Enciso hubiese dimitido de alcalde ,¿hoy estaría en prisión?, ¿ Si Juan Enciso no se hubiese ido el PP, ¿hoy estaría en prisión?”.

Añez en vez de contestar en su rueda de prensa, preguntaba y preguntaba, aunque sus tendenciosas interrogantes llevasen implícita la puesta en duda de la legalidad de actuación de, al menos, cuatro magistrados, quienes , tras analizar el asunto en dos instancias diferentes, han decidido que Juan Enciso siga en prisión, camino del medio año. Y, desde luego, no parece que en este caso, militar en el PAL o en el PP, ni en cualquier otro partido, sea un hecho punible y perseguible de oficio por un fiscal.

Mostró especial irritación el líder del PAL al referirse a los denominados juicios paralelos y no ocultó cuánto le molestan los medios que publican informaciones relativas al sumario de la Operación Poniente. Sobre todo a las conversaciones, esas que causan vergüenza ajena y que se publican, según él, cortadas y manipuladas interesadamente. Hubo leña para la prensa, llegándose a preguntar, sin responder y sin dar nombres, por lo que “directores de medios almerienses” han pedido al ayuntamiento de El Ejido en este tiempo. Anunció, como si fuera Isidoro Alvarez, la inauguración de El Corte Inglés para finales de mayo, proyecto convertido por el PAL en un símbolo de poderío frente a Almeria capital y el PP. ( Quizás no saben en El Ejido que, en 2007, en Antequera, Luis Pizarro y Martín Soler se lo ofrecieron en el paquete a Juan Megino si aceptaba un pacto con PSOE, IU -sin Diego Cervantes- y GIAL para quitarle la alcaldía al PP, pacto que no cuajó).


-El periodismo según el PAL

Se quejan amargamente los dirigentes del PAL del tratamiento informativo que se le está dando a la Operación Poniente. Califican las informaciones como “juicios paralelos” al tiempo que, ellos mismos, montan el suyo contra los del PP y la trama Gürtel a propósito de otro levantamiento de sumario con escándalo. La trama política del clan, olvida sin sonrojarse, cual ha sido la política informativa que han seguido los medios bajo su control. Especialmente la emisora municipal a la que el PSOE de Martín Soler le permitió expandirse a toda la provincia, conectada a través de la cadenilla de la Diputación denominada Agencia de Comunicación Local, ( ACL).

Ha llegado a mi poder la transcripción completa de una conversación grabada por la Justicia, sin cortes, que mantuvo el alcalde de El Ejido con el responsable de su emisora municipal poco antes de ser detenido, cuando a través de distintos medios,- un fiscal de Almeria entre otros-, se les hace creer que “se han archivado” las investigaciones de la Fiscalía Anticorrupción. Enciso y su periodista, que no pueden tener un papel oficial que sustente el supuesto archivo de la Fiscalía, deciden dar caña, pero sobre todo “intoxicar”. Pasen, pasen y lean una muy singular lección de periodismo del clan, dictada por el líder del PAL, actualmente en prisión, en dialogo con el director de la emisora que pagan con sus impuestos los ejidenses.


ENCISO (E) LLAMA A JOSE TEJADA DE RADIO EJIDO (J)

–J: A sus órdenes.
–E: A sus órdenes...
–J: Miedo me das, je, je, je.
–E: Oye, cómo... ¿dónde estáis?
–J: Aquí en la radio, en el pudridero no se puede estar.
–E: ¿Dónde estáis? Arriba en el pulebar ése ¿no?
–J: Je je je.
–E: Ayer cuando estábamos en la costa, estábamos en La Costa. Salía la Eva, con el Espinar, la «maricona», el abogado Paco. Entonces el Paco le dice a Francisco: «Hombre, enhorabuena», dice. «¿Y eso?», dice. «Nada, como la Fiscalía ha archivado todas las cosas y no hay nada». Bueno, total, que ya han tomado nota ellos y a ver cómo podíamos eso cantarearlo y todas las cosas ,que cómo se puede hacer todo eso...
–J: Quieres que lo difundamos.
–E: Sí.
–J: Lo difundimos pero como el que no quiere la cosa, ¿no?
–E. Sí, no se cómo, de qué manera.
–J: Sí, se puede hacer ahí como de pasada, ¿no? Dando como información, un aviso a navegantes, todo lo que se ha dicho porque el fiscal ya ha dicho... Yo lo puedo hacer en la mesa de redacción, mañana ahí como el que no quiere la cosa y a ver si la gente se puede interesar. Yo creo que sí, los podemos intoxicar ahí de alguna manera.
–E: Intoxicar de esa manera ahora (ininteligible). Vaya, vaya, vaya y ahora qué, porque si tuvieran vergüenza pues se irían. Hombre, claro, cuando una persona hace eso y no (ininteligible) por la situación que han hecho por no se qué cuando para acá, para allá, con la familia y con esto, ¿me entiendes?
–J: Sí, sí, sí, sí, sí quieres también escribimos algo... estamos ahora mismo reunidos Basilio, Clemant y yo.
–E: Y dándole palos, y dándole palos.
–J: Podemos orquestar algo, podemos orquestar…
–E: Para que salga eso, ¿eh? Ahora que están para que todo Dios ahora, ¿eh? Que si cae sobre eso, ¿y ahora qué?, anda que si dice que no hemos tenido noticias y algunos se les ha atravesado... Desde luego que vaya semana, con el pleno dice no, diciendo no le vale el Tribunal de Cuentas, no le vale el diario del Ayuntamiento, ya lo único que le faltaba es que el fiscal les ha dicho que no hay nada y que todo es mentira... Ahora ¿qué van a sacar?
–J: ¿Metemos a la «maricona» en el asunto o no?
–E: Sí, sí y que cómo es posible que un profesional que ha estado aquí, un profesional puede contar las cosas. Qué profesionalidad es ésa, hombre, hasta dónde llegan las cosas, hasta dónde llegamos ya, están perdiendo la cabeza. ¿Me entiendes?
–J: Vale.
–E: Y que alguno pregunte: pero bueno, ¿pero es que ya se sabe algo? Y tú ya le respondes: hombre, ¿no te has enterado?, tú ¿no te has enterado? ¿Me entiendes? Que les han llamado directamente a ellos, incluso uno de ellos les ha felicitado el secretario: «Hombre, enhorabuena y tal, no se cuanto»..., pero ¿no te has enterado de todas estas cosas?
–J: Ahí, ahí, ahí, sí, sí, vale.
–E: Intoxicar ahora y que parece mentira, ahora que si tuvieran vergüenza y tendrían que irse, ¿me entiendes?
–J: Pues yo llamo a Paco Alonso, me coordino con él.
–E: Y diciéndole, hombre, pero cómo va a estar el fiscal... cuando decían el fiscal decían viene el fiscal, vienen las cuentas, vienen los teléfonos, ¿no decían que estaban con el «caso Gürtel»? ¿No estaba también implicado yo aquí en Almería? Lo hay que pegarle ahora muchas ostias es a Javier Arenas, porque ahora hay que decirle, si ahora con todo esto de las implicaciones que si el alcalde... pues Javier Arenas, que ha sido el secretario general del partido, tendrá que irse a la calle.
–J: Claro, claro.
–E: ¿No?
–J: Sí, sí, sí.
–E: Todas estas corrupciones han sido cuando Javier Arenas ha sido secretario general, ¿lo sabes?
–J: Sí, sí, sí.
–E: Habrá que pedir la cabeza de Javier Arenas ahora.
–J: Claro, claro.
–E: Ahora resulta que Javier Arenas secretario general, y toda esta podredumbre que tenía aquí en El Ejido y toda esta gentuza ahí de esa manera. ¿Sabes?, montar una cosa de éstas.
–J: Y por eso querían negociar, si hacéis esto el fiscal retira esto...
–E: Con razón, claro, como que ya sabrían ellos algo. Estarían viendo aquí no hay nada..., ya me están cuadrando las cosas.
–J: Entonces lo preparamos el tema, lo preparamos ahora.
–E: Y ya el lunes entro yo con vosotros, ¿entiendes?
–J: Vale.
–E: Ya tú el lunes o el martes por la mañana: pues venga, alcalde, pues ya no sé que nos hemos enterado de tal cosa, enhorabuena, y tal. Y yo: bueno, a mí enhorabuena, hombre. Pero siempre tranquilo, siempre no sé qué, la conciencia y tal.
–J: Si lo preparamos, mañana es viernes, mañana centramos y el lunes se remata.
–E: Y luego seguís vosotros dándole, intoxicando toda la semana.
–J: Ya está.

Nota: si se oye la grabación de aquel programa, se comprueba que el periodista funcionario, cumplió a la perfección su labor de “intoxicar” y mentir, porque la noticia del archivo por parte de Fiscalía era mentira.

No hay comentarios: