jueves, 25 de marzo de 2010

GRIÑAN NO QUERIA “UNA VENTANILLA DE SUBVENCIONES EN INNOVACION”

“No estaba dispuesto a que la Consejería de Innovación fuese una ventanilla para repartir subvenciones”.

Esta es una de las frases que, ayer miércoles, pronunció el presidente Griñán ante una nutrida representación de altos cargos de su partido en Sevilla donde se hallaban diputados, senadores, alcaldes y jefes de oposición socialista de ciudades de más de 50.000 habitantes, así como consejeros y ex consejeros de su último gobierno, excepción hecha – y muy comentada- del ex titular de Innovación, Martín Soler, que al parecer no acudió al acto.

Explicaba el presidente, según diversas fuentes, las motivaciones que le habían guiado a la hora de diseñar su actual gobierno, y centrándose en el área económica, justificó la unión de Innovación y Economía, en base a criterios de economía sostenible e igualitaria, dejando a continuación meridianamente claro que lo que, desde luego, no deseaba era “una ventanilla de subvenciones”. Precisamente las subvenciones de la Junta, a través de Innovación, han sido a lo largo del ultimo año, la herramienta fundamental de gobierno utilizada por Martín Soler, el ex titular del departamento y diputado socialista almeriense, especialmente en su provincia de origen.

No es esta la primera andanada presidencial que recibe Soler tras su salida del ejecutivo. A las pocas horas de filtrar el ex que había rechazado no una, sino dos consejerías ofrecidas por Griñán, el presidente simplemente recordó que él “pone a las personas” de su equipo, sencillamente porque le asiste ese derecho. Y tiene toda la razón. Sin embargo, en el acto interno, Griñán fue más allá y apuntó posiblemente uno de los motivos por los que Soler no podía seguir en Innovación: el criterio y manejo de las subvenciones públicas durante el ultimo año.

Soler, que a la mañana siguiente fue visto pasear apaciblemente por el centro de Sevilla, junto al también ex de Empleo, Antonio Fernández, cuentan en el PSOE, que está más que cabreado dolido e indignado, porque se siente ninguneado en su carrera como aspirante a sustituir “al Griñan” cuando se jubile. Y porque, por vez primera, observa que sus muletas en el aparato almeriense del partido - Diego Asensio y Segura Vizcaíno, fundamentalmente - están tan debilitados políticamente a cuenta de sus correrías con la gente del Poniente, que ni tan siquiera pueden poner sobre la mesa una agrupación unida, critica y combativa para desestabilizar la paz del griñanismo, como en algún momento han dado la sensación que pretendían. Una dirección provincial que, antes del Congreso, ninguneó al aspirante Griñán en Almería, cuando el presidente pidió a Diego Asensio que incorporase a Mari Carmen Ortiz como delegada al Congreso, solicitud que no fue atendida.


-PSOE Almería, camino de una gestora.

Es más, en el partido regional en Sevilla ya se trabaja en el futuro de la Agrupación de Almería, no descartándose un periodo de transición con la creación de una gestora, cuya misión fundamental será la convocatoria de un congreso que tutelará la nueva dirección regional y supervisará el propio Griñán. Un congreso que permita a “todos” los socialistas almerienses, incluidos los marginados y castigados por el ´martinismo´ en estos años, elegir un nuevo equipo que, tal y como vaticinó Javier Arenas sin nombrar al PSOE, "deberá partir de cero".

Con carácter inminente también llegarán a Almería los ajustes de la administración periférica de la Junta, con algunos de los delegados, como el de Politica Territorial y Obras Públicas, Luis Caparros o el propio delegado del Gobierno, Miguel Corpas, literal y políticamente más chamuscados que los palos de un churrero en las páginas del sumario.

En conclusión, si se une la declaración de Griñán en diciembre pasado, en una entrevista concedida a Onda Cero, Antena 3TV y La razón, donde públicamente desautorizó y cuestionó el pacto almeriense del PSOE con Enciso y el PAL,- “yo no hubiese pactado con Enciso y el PAL, fue un error” dijo- y la gráfica explicación de que quiere en Innovación exactamente lo contrario de lo que se venía haciendo, se obtienen dos claves fundamentales para entender qué ha pasado con el jefe politico del clan socialista de Cuevas, el equivalente al de Alcalá en Cádiz, pero en la agrupación socialista de Almería.

Mientras, continúan desvelándose papeles del sumario de la Operación Poniente. Dos nuevos tomos de conversaciones han sido liberados hace una semana y corresponden a los últimos diez días, antes de la intervención judicial del 20 de octubre. Entre las sorpresas que parece que nos esperan, se asegura que sale una conversación entre el cerebro económico del clan, Pepe Alemán, y Juan Antonio Segura Vizcaíno, al que habría sacado ese día de una comisión parlamentaria en Sevilla. Parece que hablan de alquileres de organismos públicos y en dicha conversación, el diputado socialista, queda en comprometida evidencia. Sea como fuere, llueve sobre mojado respecto a lo que desprende y proyecta el sumario en sus aspectos más éticos, estéticos y políticos. Hay quienes siguen sin ver responsabilidades políticas, excepto el PP y Arenas, IU y Diego Valderas. Aunque Griñán, a su manera y hasta donde puede, tambien ha actuado ya.


-El alcalde que llamaba “subnormal” al Secretario Municipal.

En esos tomos nuevos, quien hoy ostenta la dignidad del puesto de alcalde de El Ejido, Ignacio Berenguel, llega a calificar de “subnormal” al Secretario del Ayuntamiento. Un digno funcionario contra el que, el clan, con Berenguel de oficiante y al cabo de la calle de todo, ha sometido a un acoso brutal con el objetivo de “hacerle la vida imposible”, tenderle trampas con prácticas raritas y todo ello con el objetivo de que bordease las leyes y diese fe de todo aquello que le interesara al gobierno del PAL, a sus amigos y allegados con intereses. El secretario, harto, acabó presentando una denuncia en el juzgado de guardia, por las amenazas y presiones a las que fue sometido. Así, con crueldad y caridad poco cristiana, se ha visto como trataba Berenguel a quien, a día de hoy, sigue siendo el garante de la legalidad municipal en el consistorio de El Ejido que él preside. Berenguel ahí sigue, en el cargo, contra viento y marea, administrando la poca dignidad política que le queda, aferrándose a un cargo accidental y vayan ustedes a saber si demasiado efímero. Paco Góngora, en nombre del PP de El Ejido y respaldado por Javier Arenas, ha pedido abiertamente la dimisión del edil accidental en el día de hoy. Por otro lado, sin novedad en los cuarteles populares, a cuento de la Operación Poniente. Javier Arenas sigue recabando información en Almería, mientras diseña su estrategia política y mide los tiempos de espera. Mario Jiménez, flamante portavoz socialista, ha rechazado con circunloquios legalistas la creación de una comisión de investigación parlamentaria. Creo que tiene razón el PSOE oponiéndose en este momento a dar ese paso. Sería precipitado abordar una comisión cuando solo se conocen ocho mil folios de los sesenta mil que ya tiene la Causa. Otra cosa bien distinta es que, el PSOE, se aferre para los restos a negar una investigación parlamentaria, practica habitual de la era Chaves, algo que no cuadra con el talante que promete el nuevo líder del PSOE-A.

El asunto empieza a sorprender en Madrid, donde ya se han dado cuenta del alcance y significado de la crisis abordada por Griñán y algunos de los recovecos más peliagudos, especialmente los conectados con Martín Soler y Luis Pizarro, metido este último de comparsa puntual por Soler en varios encuentros con algunos de los encarcelados del Poniente.


-Baja la presión sobre Enciso

Se observará que la presión informativa sobre Juan Enciso ha bajado sensiblemente desde que se levantó el sumario. Su abogado defensor y amigo, Paco Torres, parece que ha optado por la estrategia procesal de dejar a su cliente en el lugar que, verdaderamente, le corresponde en esta historia tan compleja. Coincido con Torres y alguna gente más, en que Juan Enciso no parece ser el más malo de esta película. Si se analizan a fondo charlas y charlas, se intuye a un Enciso rodeado de una extraña corte de los milagros económicos, en la que él se consideraba el máximo Soberano, parece que con las prebendas y boatos propios de un monarca feudal, pero en el fondo, él reinaba sobre el clan, pero realmente no lo gobernaba. Esa parece ser la linea de defensa, a falta de saber qué más cosas guarda el sumario, por la que se intenta trabajar por parte de un penalista de prestigio y defensor de políticos de todos los signos.

Puede tener razón el abogado Torres cuando considera que si este asunto llega hasta el final, hasta donde parece que todos nos olemos que tendría que llegar, beneficiaría a su defendido, en tanto en cuanto su protagonismo en la trama, siendo política y quizás penalmente punible, quedaría atenuado su protagonismo. Si Juan Enciso hubiese dimitido a la semana de entrar, la presión que lleva padeciendo camino de medio año en prisión, hubiese sido distinta y, desde luego, menos dura. Para algunos, con su negativa a dimitir, Enciso lanza un mensaje desesperado clamando a sus paisanos que él es el menos malo, que se quedó en medio del puente solo, porque ya sabe toda la dimensión de la que se ha organizado bajo su mesa camilla entre las ambiciones múltiples que le rodeaban, personificadas la económica en Alemán y la política en Añéz.

El juzgado de la Sra Peña Martínez sigue pareciendo una ermita de peregrinación donde, a diario, siguen compareciendo personas cuya identidad no ha trascendido. Una de ellas confiesa que las preguntas que le realizaron tenían fundamentalmente carácter económico y sobre el manejo empresarial de Elsur.


-La crisis de los mosquitos, Berenguel se pica.

Pero Ignacio Berenguel, el alcalde accidental, solo escucha estos días el zumbidos de la plaga de mosquitos que invaden determinadas zonas de su término, molesto problema que va camino de ser convertido en un asunto de estado, en tanto en cuanto, hoy, ha lanzado una nota poniendo a Onda Cero El Ejido a caer del burro. (Nada que ver con la burra muerta del alcalde, Juan Enciso, y enterrada ilegalmente) Pero la arremetida contra Onda Cero El Ejido no es por haber contado a sus oyentes que, el muy respetable y piadoso Sr Berenguel le llamaba “subnormal” al secretario Municipal, o sus trapicheos y complicidades en las conversaciones grabadas por la policia, sino porque alguien, al hablar de la plaga de mosquitos, declaró en la emisora que quizás eran mosquitos “trigre”, a raiz de haber ingresado a una hija en Torrecárdenas, afectada por una severa picadura. Y miren uds, ha sido peor lo de nombrar la posible presencia de un mosquito Tigre, que decir que Berenguel lo sabía todo de todo. Lean uno de los párrafos que Berenguel ha ordenado redactar a su jefe de prensa esta mañana, tal cual está escrito, sin quitar ni poner una coma:

“Es muy triste que una radio manipule tan asquerosamente la información, por mucho que los salarios de sus trabajadores dependan de que los dirigentes locales del PP se sientan satisfechos revolcándose en las mentiras. Desde el Ayuntamiento de El Ejido enviaremos un escrito de queja a la dirección nacional de Onda Cero, para que tenga conocimiento de las aberraciones que en su emisora local llevan a cabo algunos supuestos periodistas, y que no hacen sino ensuciar el buen nombre que a nivel nacional tiene esa emisora”.

Les ruego que no sonrían ni se desgueven más de la cuenta, por favor, pero han leído bien, Ignacio Berenguel y Pepe Añez, (el ideólogo del palismo) preocupados, a estas alturas, por el "buen nombre" de Onda Cero, la misma cadena a la que ellos denominaban en las conversaciones grabadas por la policía como "Onda cerdo".

El presidente de Onda Cero, Javier González Ferrari, tras conocer el comunicado, ha llamado a sus periodistas almerienses y ejidenses, a Eva Liria su delegada, a los que tras animarles a seguir informando con firmeza y rigor frente a los corruptos, sean del signo que sean, les ha comentado: “parece que les hemos hecho mucha pupa a estos señores que están en la cárcel y a los que están fuera, esos que insultan llamando “subnormal” a respetables secretarios. Continuad así compañeros, seguimos en el camino de denuncia de los abusos con los impuestos de los ciudadanos, el mismo camino que Onda Cero inició hace tres años en solitario en El Ejido, con un trabajo profesionalmente impecable, investigación periodística avalada por el trabajo de la Justicia, dándonos la razón ante nuestros oyentes y ante la sociedad, que es lo importante para nosotros y para la que trabajamos en Onda Cero”.

En cuanto a que “ los salarios de sus trabajadores dependan de que los dirigentes locales del PP...”, no es una acusación nueva. En el Juzgado de Instrucción Nº 2 de El Ejido, desde el mes de junio del pasado año, cuando aún Enciso estaba en libertad, se encuentra presentada una demanda de tres periodistas de Onda Cero que, desde hace años, vienen siendo acusados por el alcalde Enciso y sus palmeros de “ser sicarios a sueldo del PP”. La nota de Berenguel será aportada a la Causa donde deberá ayudar a Enciso a demostrar la veracidad de sus afirmaciones o insinuaciones calumniosas. A todo esto es de esperar que la Asociación de Periodistas de Almería, finalmente sensibilizada por la situación de los profesionales de los medios en El Ejido, se lea la injuriosa nota contra los periodistas de Onda Cero, expresamente citados por el alcalde accidental a través de su gabinete de prensa y acusados de cobrar su sueldo, gracias a un partido político. Que se la lean y que actúen con equidad y justicia profesional.

1 comentario:

Diego dijo...

Desde éste comentario, quisiera que le hicieras llegar a tus compañeros de Onda Cero Almería y muy especialmente El Ejido, mi mas cordial y sinceras felicitaciones, animarles a que sigan así y que no decaigan en su labor inofrmativa, afecte a quién afecte,PP,Psoe,Pal,etc. Igualmente transmitirte mi mas absoluto respeto por las informaciones que nos dejas en tu Blog y reafirmarme, en lo que respecta al Sr. Soler, "Deberian investigarse todas las subvenciones que éste ha dado, especialmente a la comarca del marmol".
Un fuerte abrazo