domingo, 27 de septiembre de 2009

PELIGRA EL PACTO PSOE-PAL EN ALMERÍA

Nunca hasta esta semana un Acta de la Inspección del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, alcanzó tanta repercusión social, periodística, posiblemente judicial y desde luego política. Por vez primera, el Estado de Derecho, destapa formalmente, negro sobre blanco, parte de la corrupción que desde hace años han venido denunciando CCOO y UGT en El Ejido, denuncias que han sido convenientemente mareadas y dilatadas en el tiempo, bajo el “mar de plástico”, por las autoridades laborales de la Junta.

La inspección ha confirmado fehacientemente la existencia en El Ejido de una trama empresarial “de usar y tirar”, que ha generado más beneficios económicos a sus dueños, que los obtenidos globalmente por la sociedad matriz – la empresa Agua y Gestión- contratadora de esos chiringuitos, según las centrales, por ser sus dueños amigos personales, políticos y familiares del alcalde, presidente del PAL Juan Enciso. Salpicados por esta trama aparecen ejecutivos de Abengoa, Cajasol y Cajasur, accionistas del 70% del ElSur junto al ayuntamiento con un 30%. Las empresas de la trama solo tienen trabajadores, (ni maquina de café han comprado), son como una ETT, pero con obreros cedidos ilegalmente a ElSur, por cuya cesión el clan Amate Rueda – ex directivo y amigo del alcalde- ingresó beneficios tan escandalosos como sospechosos: por encima del 80% según certifica la Inspección. (Curioso: coincide la filtración del acta con la reclamación a ElSur, vía judicial, por parte de Amate de 14 millones de Euros como indemnización por daños y perjuicios. ¡Encima!) El inspector de Trabajo también cuenta que ha encontrado pagos de importantes cantidades en concepto de publicidad a un ramillete de medios de comunicación de Almería. Curiosamente los medios que más se han distinguido en estos años en la defensa a ultranza de los políticos del PAL y sus tropelías, incluyendo en esa soldada el ataque a medios y periodistas que se hacían eco de las denuncias contra la corrupción. Con toda lógica, acaba preguntándose el Inspector, para qué se publicitaban unas empresas que estaban montadas para tener un solo cliente: ElSur. Se acumulan, por tanto, las preguntas que debe responder el alcalde Juan Enciso: ¿Cuanto dinero de los ejidenses se ha embolsado su amigo el Sr Amate (y familia) desde principios de esta década? ¿A qué viene tanta generosidad en ElSur ( Enciso es presidente) permitiendo márgenes de beneficios tan desorbitados en las subcontratas amigas? ¿Ha habido reparto? ¿Entre quiénes? ¿Por qué en Gádor, inaugurando la sede del PAL, agradeció públicamente a Pepe Amate, allí presente, su ayuda y colaboración con su nuevo partido?

Las denuncias sindicales, más incisivas que la de los políticos, no dudan al acusar abiertamente al gobierno municipal de ser cómplice silencioso de este saqueo de los dineros públicos a través de las subcontratas amigas. El canon anual que paga el ayuntamiento a ElSur ha venido elevándose en estos años, crecidas con cargo, obviamente, al bolsillo de los ejidenses.

Quizás pueda sorprender que se le dedique atención a lo que hacen y deshacen los políticos almerienses en El Ejido. Pero coincide que el escenario político almeriense aparece irremediablemente trufado y mezclado con todo este rebosar de cloacas en el Poniente. Por otro lado a nadie se le olvida que, paralelamente a la labor de la inspección laboral concluida este verano entorno a ElSur, la Fiscalía Anticorrupción (desde Madrid) lleva dos años investigando el manejo de los dineros públicos en la localidad de El Ejido, investigación que, según fuentes conocedoras del asunto, “ya no tiene marcha atrás y cuando concluya se entenderá por qué”.

Y en este contexto un dato significativo que quizás explique tanta dilación, tanta pachorra y tanto cuajo en clarificar desde los poderes públicos las cosas graves que parece que vienen sucediendo desde hace años en El Ejido, ahora con el PAL y antes, cuando militaban Enciso y los suyos en el PP. El PAL es la llave que permite al PSOE gobernar la Diputación de Almería una segunda legislatura, esta vez a cara descubierta, mientras que el PP, con mayoría, muerde banquillo en la oposición. El precio de esa llave, ya verán, va a ser muy alto, quizás demasiado para que lo paguen solo los ejidenses. El contenido del Acta es, desde luego, una amenaza clara para la estabilidad de la alianza PSOE-PAL en Almería.




SISMOGRAMAS


-Diversas fuentes han confirmado que el pasado día 9 de septiembre tuvo entrada en uno de los Juzgados de El Ejido la denuncia presentada por el Secretario General del Ayuntamiento, Jesús Martínez Henares, contra el alcalde Juan Enciso y también contra el Interventor Municipal José Alemán. El Secretario de la Corporación les acusa de graves irregularidades, como haber usado la firma de un sustituto en Secretaría estando presente su titular.

El pasado 31 de mayo, en estas mismas páginas, ya avancé que el Secretario , Martínez Henares, había hecho constar en un acta oficial de la Junta de Gobierno las amenazas, descalificaciones y presiones a las que fue sometido en una reunión por negarse a firmar un documento ilegal para desbloquear la licencia del Centro Integral de Mercancías, (CIM).

Según las fuentes, la denuncia del Secretario podría estar relacionada con las consecuencias de aquella tumultuosa reunión.


- Han bastado que unos trescientos militantes (o fans) del Opus Dei en Marbella lo pidan por escrito para que Angeles (Titi) Muñoz, siempre tan sensible a lo que pide la calle, le ponga una plaza a San Josemaría. Desde luego falta hacía un poco de santidad callejera a una ciudad con fama de ser habitada por tanto pecador.


-Lo que no se entiende es lo de Pepe Torres en Granada, manteniendo el monumento a Primo de Rivera. Ningún falangista lo ha pedido. (Que se sepa).





No hay comentarios: