miércoles, 6 de mayo de 2009

LA PICA del miércoles: CASO NEVADA: ¡A NEGOCIAR!

Sorprendente cuanto menos la sentencia dictada por un juzgado de lo Contencioso de Granada sobre el polémico Caso Nevada en Armilla. Recuerden que este parque comercial lleva más de dos años paralizado por orden judicial -después de catorce de tramitación-  tras una denuncia a última hora por parte de la Junta y que esta sentencia quizás ayude a desbloquear. Recuérdese también que, según el compromiso del promotor, este nuevo parque comercial creará no menos de cuatro mil puestos de trabajo directos y dos mil indirectos. De abrirse hoy podría reducirse notablemente los 96.000  parados oficiales en la provincia de Granada. Y es precisamente esta circunstancia la que subyace en esta singular sentencia en la que el magistrado se impregna en la sensibilidad social por la crisis como el factor determinante para que, las partes, se sienten a negociar y busquen una rápida salida a la sin razón del Caso Nevada.

En efecto, hoy nadie entiende cómo un proyecto de estas características, con sus defectos urbanísticos ( o no) que podrían resolverse, sigue ahí, fantasmal, esperando soluciones. (¿Cuánto se gasta la Junta en salvar empresas con muchos menos trabajadores que los que se contratarían en Nevada?) Aquí no hay gasto público, solo la voluntad política y administrativa de arreglar lo que haya podido hacer mal el ayuntamiento - según entendió la Junta doce años después- cuando otorgó una licencia que  denunció cuando políticamente  interesó al PSOE al cabo de los años y con el proyecto ya en marcha.

La sentencia puede aportar ese desenlace final que sirva para concluir un parque cuya primera piedra colocaron a la limón PSOE y PP. Tan salomónica es la sentencia que el juez no ha hecho ni caso al informe pericial por él encargado y que avala la legalidad de la licencia  del ayuntamiento y las obras posteriores. El espiritu de la sentencia es que se dialogue, que negocien una solución las partes. 

Juan Espadas tiene ahora las manos libres, casi por mandato judicial, para sentar a los actores y arreglar el asunto.

De momento el alcalde, Gerardo Sánchez y el promotor, Tomas Olivo, se han puesto su disposición del consejero. A ver qué pasa.


No hay comentarios: