martes, 30 de octubre de 2007

“MEJOR LO DEJAMOS”


Canal Sur TV, en su habitual línea de invitar, promocionar y financiar la presencia de periodistas que ejercen fuera de Andalucía, acaba de protagonizar una escandalera que muchos han tildado de “manipulación pura y dura”. En el programa “Mejor lo hablamos”, debate que emite semanalmente “la nuestra” en falso directo, tres invitados se sintieron ofendidos por uno de ellos y dejaron a los demás con la palabra en la boca y sus sillas vacías. Se abordaba el tema de la Memoria Histórica, asunto del que los andaluces no paramos de hablar a diario en supermercados, bares, calles y plazas. La directora del espacio, Inés Alba, tras consultar a los jefes, decidió modificar el epílogo final dando pié a un nuevo escándalo tildado por el PP de manipulación informativa que acabará en sede parlamentaria con la presencia del director general de la RTVA. Sorprende que se sorprendan de lo sucedido quienes diseñaron la composición del debate, optando por determinados opinadores de trinchera, máxime en una discusión sobre la guerra civil donde se acabó hablando de los terroristas suicidas del 11-M. Lo sucedido esta semana ante las cámaras de Canal Sur, al margen de las razones esgrimidas por las partes, viene a dejar en evidencia el modelo de televisión pública que Manuel Chaves mantiene en su feudo frente al impulsado por Rodríguez Zapatero en TVE. El PSOE-A no quiere en la televisión pública andaluza programas plurales como “59 segundos” o “Tengo una pregunta para Ud”. “Mejor lo dejamos”, han pensado. Confundir a la audiencia con debates que poco o nada tienen que ver con los intereses políticos, económicos o sociales de Andalucía, se está revelando como la gran coartada del socialismo andaluz para evitar el pluralismo informativo en la RTVA. Esa es la gran manipulación.

PODER Y PERIODISTAS

Algo falla en el sistema cuando los periodistas, notarios habituales de cuanto acontece a nuestro alrededor, nos convertimos en protagonistas de la noticia. El próximo 19 de noviembre, dos periodistas andaluces, Francisco Rosell y Javier Caraballo, se sentarán en el banquillo de la Audiencia de Sevilla tras haber tenido que depositar escandalosas fianzas millonarias por orden judicial. Les denunció en su día la cúpula del PSOE-A, con Manuel Chaves al frente, por la publicación en El Mundo del supuesto caso de espionaje al presidente de la Caja San Fernando, Juan Manuel Lopez Benjumea, también imputado. Un proceso de alto voltaje político del que sorprenden dos cuestiones. Por un lado que el objetivo que un día me confesó Chaves, imputar al ex delegado del Gobierno del PP, no se va a cumplir. El alcalde de Granada no está ni mencionado en el sumario. Y sorprende, también, la escasa o nula solidaridad profesional que, hasta ahora, han recibido los colegas, dándose la paradoja de que el máximo representante de los periodistas andaluces aplaudió su procesamiento desde El País.

UN ALQUILER BARATO

El Ayuntamiento de Sevilla ha decidido no especular con uno de los locales de su propiedad mejor situados. Se trata del antiguo Bar Laredo en la concurrida esquina de la calle de la Sierpes con la Plaza de San Francisco, adjudicado al restaurador Juan Robles y al que tan solo le cobrará 3000 Euros de alquiler. Fuentes del sector de la restauración estiman que el alquiler de dicho local podría alcanzar los 10.000 Euros en el mercado de renta libre.

EL GINECEO MALAGUEÑO

La batalla electoral malagueña va a estar protagonizada fundamentalmente por mujeres, damas todas ellas con gran personalidad y carácter. En las listas del Congreso se verán las caras Celia Villalobos y Magdalena Álvarez, como cabezas de cartel. Por su parte, en las del Parlamento de Andalucía, estarán Esperanza Oña y Rosario Torres. Por cierto, Marisa Bustinduy es probable que acompañe a Álvarez a Madrid.

A VUELTAS CON LA “A”

“Ahí estamos, a ver que hacemos con la A”. La críptica frase la pronunciaba hace unos días Pedro Pacheco a su salida de la sede central de Cajasol en Sevilla. Pacheco no opondrá resistencia a que se materialice un gran acuerdo, a la desesperada, de la dividida familia andalucista. Entre otras razones porque se hace responsable al PSA de que el andalucismo haya desaparecido del ayuntamiento de Sevilla el pasado 27-M.

SISMOGRAMAS

-Fuentes socialistas creen que el presidente de la Junta se inclinará por la fecha del domingo 2 de marzo como el día para convocar a los andaluces a las urnas. La cercanía de la festividad del Día de Andalucía, 28 de febrero, y los actos institucionales previstos entorno a esa fecha convierten el primer domingo del mes electoral en la jornada preferida de los socialistas andaluces. Sin embargo no olvidan que también depende de los intereses de Rodríguez Zapatero, asegurando que “sea el 2 o el 9, está claro que las elecciones serán conjuntas”.

-Una sentencia del Tribunal de Primera Instancia de la Unión Europea, dando la razón a Aceites Carbonell frente a Aceites del Sur por el riesgo de confusión entre las etiquetas de los envases de de los aceites que comercializan, ha servido de pretexto a la empresa alicantina Alimentaria Alcoyana S.A. para desmarcarse del conflicto y promocionar, a través de un enrevesado anuncio de prensa, sus aceitunas de mesa bajo el nombre de “La Española”. Curioso asunto en unos momentos en el que muchos no quieren ni oír hablar del nombre de España.

-La inesperada dimisión de Javier Benjumea como copresidente de Abengoa ha levantado una ola de rumores, la mayoría interesados, que desde dentro de la compañía han desmentido oficiosamente.

Fuentes de Abengoa han destacado que la dimisión de Javier Benjumea Llorente como copresidente de la multinacional andaluza tiene que ver con su implantación en el mercado americano, donde no se comprende muy bien una empresa con dos presidentes ejecutivos. Desmienten también que estos reajustes en la cúpula de Abengoa tengan que ver con las investigaciones del Fiscal Anticorrupción relacionadas con la denuncia presentada hace meses por el secretario general del PSOE de Almería, Martín Soler, contra una de las filiales de Abengoa, Telvent, de la que es apoderada una hija del presidente de la Junta de Andalucía.

-Panorama laboral: de una población activa de 3.228.400 personas, 230.748 trabajan solo para la Junta de Andalucía.

No hay comentarios: