miércoles, 6 de septiembre de 2006

UNA CONSEJERA AMORTIZADA


Mal se le presenta a la consejera Concepción Gutiérrez del Castillo la reentré otoñal por estar bastante quemada y amortizada políticamente. Ella, mujer inteligente aunque testaruda, lo sabe. Por eso ha considerado en algún instante que debería abandonar y Manuel Chaves no la deja... de momento. Tiene el urbanismo con sus planes territoriales y generales patas arriba en media Andalucia y, lo que es peor para sus jefes, con decenas de alcaldes socialistas que día sí, día también piden por lo bajini su cabeza en el partido. Eso o que la presionen para que quite del planeamiento al equipo “de antiguos comunistas progres” que diseñan el futuro urbanístico de Andalucía en la consejería. De eso podría hablar mucho Luis Pizarro, al que le duelen los oídos de escuchar a sus ediles, particularmente a los del litoral malagueño. Lo de las VPO resuelto tarde y en pleno verano, los propietarios sin vacaciones siguen cabreados. Por no hablar de los empresarios del golf urbanístico, proyectos que quiere controlar ella sola, siendo desautorizada por el mismísimo presidente.

EL METRO DE SEVILLA

Pero lo que está sucediendo con las obras del metro en Sevilla está pasando de castaño a oscuro y empiezan a criticarlo en privado destacados socialistas que reciben a diario el malestar de la calle. La “caída controlada” de la viga ha sido uno de los milagros del tórrido verano sevillano. Si los obreros no llegan a oír los crujidos y no paran la circulación de la SE-30 aquel miércoles 23 de agosto, hoy estaríamos hablando de una tragedia. Mucho más inquietante que lo de la viga es lo sucedido con las obras del metro ya realizadas y, por lo que se oye, lo peor está por venir.

Dragados, Sacyr y una UTE de empresas autóctonas agrupadas en GEA 21, son las responsables de las obras y de cuanto suceda durante su ejecución. Así al menos lo ha dejado patente la consejera Gutiérrez al culparlas del accidente de la viga. La falta de información y transparecencia por un lado y por otro la posible ausencia de un severo control de calidad de la obra, están dando pié a numerosas leyendas urbanas que se extienden como la pólvora. Una de esas últimas leyendas dice que la tuneladora que han traído, la peor de Europa por sus múltiples averías, se ha parado en Plaza Cuba, donde por cierto han cambiado sobre la marcha el itinerario para no destrozar las pistas de tenis y pádel del selecto Labradores, decidiendo a ultima hora hacerla pasar bajo los centenarios palmitos de Río Grande. Pues bien, la tuneladora no puede continuar ya que, dicen, un posible error en los cálculos realizados en el proyecto en ejecución, puede provocar el denominado “efecto sifón”, o sea que se hundiese el fondo de la dársena con todo el agua que contiene. Cuentan que la leyenda urbana está basada en el informe de un catedrático sevillano, que ya ha vaticinado otros desastres como los bultos y badenes longitudinales de la Avenida Republica Argentina, la grietas en San Fernando o el socavón (con camión dentro) en Plaza Cuba.

MONSETESIRÍN, INQUIETO

Es el propio alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, el más inquieto de todos por la marcha de las obras del metropolitano que, recuérdese, enterró un alcalde socialista, Manuel del Valle, el de “un túnel sin salida” y arrancó con fórceps en sus pactos con el PSOE el andalucista Alejandro Rojas Marcos. Monteseirín solo responde del metro tren, de los árboles talados y de sus docenas de obras, algunas con lamparitas como duchas en zonas monumentales. Lo suyo, piensa, estará listo en fecha para venderlo electoralmente y taparle la boca a la “rancia” maledicencia mediática y política. Pero lo del metro, “el desastre de las obras del metro” según un cercano colaborador del alcalde, puede aniquilar de un plumazo la gloria a la que aspira, tras tapar las calicatas antes de la primavera de 2007. Pero todo se complica. Un asunto este que está larvando una crisis política e institucional entre el ayuntamiento de Sevilla y la Junta y que no ha estallado porque Monteseirín no está proclamado formalmente candidato.

La consejera no entiende de barcos y no parece dispuesta a comerse todos los marrones de la muy retrasadísima Línea 1 del futuro metro hispalense. Que den la cara las empresas, pide la consejera. Pero las empresas Sacyr, Dragados y GEA 21 empiezan a estar hartas, sobre todo porque el problema real se resume en el encarecimiento de las obras por los imprevistos, errores, retrasos o cambios de planes de los políticos. En palabras de uno de los ingenieros “la obra del metro está dejando de ser un proyecto rentable para nuestras empresas”. La constructora Rus, ya se ha quitado del cartel.

SISMOGRAMAS

Uno. ¿Cuántos millones de euros públicos se le ha otorgado a Climo Cubiertas, manteniendo esta empresa deudas con la Seguridad Social? Pista: más de 19.

Dos. Casualidad o causalidad: en el mismo BOJA que Paulino Plata nombró director general a Leonardo Chaves González, nombró también a la nueva delegada de Turismo y Deportes en Almería, propuesta por Martín Soler.

Tres. El PP en Sevilla vota a favor de la tele digital de Monteseirín. Son coherentes, decir no seria criticar a los alcaldes del PP que tendran su canal de Tv digital.

No hay comentarios: