viernes, 24 de febrero de 2006

INMINENTE CESE DE JORDI BADOSA EN LA DIRECCION COMERCIAL DE LA RTVA

PRIMICIA


Fuentes del consejo de administración de la RTVA me aseguran que Rafael Camacho ya ha tomado la decisión firme de prescindir del director Comercial del Grupo Jordi Badosa. Esas mismas fuentes consideran que el cese de Badosa es inminente pudiendo producirse en medio del puente del 28-F o tan pronto concluya, a partir del miércoles día 1.

Camacho habría comentado a algunos consejeros socialistas la decepción personal con Badosa por su comportamiento durante la crisis de la supuesta trama de corrupción destapada por el PP. El hecho de que no hubiese presentado la querella contra Jose Luis Sanz, parece ser que ha sido la gota que ha colmado la paciencia de Camacho. En efecto, la anunciada querella de Badosa fue contemplada desde el principio por la mayor parte del equipo directivo de la RTVA como la garantía pública de que las cosas se habían hecho dentro de la más escrupulosa legalidad. Pero la querella no llega. Y para acabarlo de arreglar aparece Gaspar Zarrias desde la tribuna del Parlamento jaleando al PP para que acudan a los tribunales y denuncien la supuesta trama y sus ilegalidades. Pero la querella de Jordi Badosa que no llega y Jose Luis Sanz que dice que no duerme por las noches esperando la demanda. Carcajada general.

Por otra parte se asegura que las relaciones entre Camacho y su director general no pasan por el mejor momento, parece incluso más: están en un punto de no retorno. Las soluciones dadas por Badosa a la crisis, no acaban de convencer a un Rafael Camacho que amargamente ha llegado a comentar a una amistad íntima que solo sabía de la misa la mitad. Ha sido sorprendido en su buena fe y en la confianza dada a Badosa y, aunque pensaba sostenerlo hasta el final con el resto del equipo, ha llegado al convencimiento de que no debe mantener por más tiempo en su puesto al actual director comercial.

Se asegura también que Badosa de acuerdo con su guardia pretoriana han empezado hace días a percibir la tensión desde otros despachos del equipo directivo y todo apunta a la inminente llegada del punto y final de la era Badosa. Se está empezando a urdir una "solución interna" para colocar a la mano derecha de Badosa en el puesto. Pero Camacho ya sabe que esa solución que le susurran al oído quienes no le quieren bien, sería como cambiar todo para que todo continuase igual. He ahí el dilema...y el problema.

No hay comentarios: