miércoles, 25 de enero de 2006

UN CESE QUE JALEA UNA CRISIS


El cese del tercer viceconsejero de Justicia en lo que va de legislatura adquiere tintes de crisis en el seno del alterado PSOE de Sevilla. Carlos Toscano es hermano del alcalde de Dos Hermanadas Quico Toscano. Por cierto, un peso pesado del municipalismo socialista y zapaterista de primera hora. Carlos Toscano es un hombre que conocía bien la Consejería comandada por la granadina Maria José López. En algunas informaciones se hace referencia a que parece que se ha decretado en la consejería de la Sra. López algo así como “la caza y captura del sevillano”. Eso, unido a la bronca interna del PSOE de Sevilla (invito especialmente hoy a visitar el Foro de los socialistas sevillanos), le están abriendo una brecha en las puertas de la Casa Rosa al mismísimo Manuel Chaves.

VIERA QUIERE OTRO CANDIDATO PARA SEVILLA

En el seno de la agrupación de Sevilla se han decantado internamente las posturas. José Antonio Viera Chacón, secretario general, hombre colocado en el puesto por Chaves para quitar a Caballos, encabeza la legión de militantes que quieren cambiar al candidato Monteseirín “que nos lleva a la ruina, a perder la alcaldía”. Una opinión que comparten los últimos mártires del caballismo, unidos a la batalla contra “el que traicionó a Pepe Caballos”. El presidente Chaves por su parte, apretado por los calendarios y la bronca sobre la reforma de los estatutos, alta política al fin y al cabo, decidió hace un par de meses apostar por Alfredo Sánchez Monteseirín como candidato a la reelección. Al fin y al cabo Alfredo se había portado bien dejando a Pepe Caballos en minoría en el ultimo congreso provincial. Desde entonces las consejerías se han portado mejor con Sevilla, según propia confesión de Sánchez.

Pero las agrupaciones del partido están en muy alteradas y ya empiezan a escucharse acusaciones de “tongo” y a presenciarse escenas deplorables como que le tiren bolsas de basura en su agrupación al primer teniente de alcalde de Sevilla, precisamente el responsable de la Policía Local. ( En la que mandan bien cebados sindicalistas).

LA AGRUPACIÓN CENTRO, GRAN BASTIÓN ANTI MONTESEIRIN.

La Agrupación Centro se ha convertido en el reducto más importante de los opositores a Sánchez y los suyos. Viera, según se lee y se cuenta, ha estado en los cuarteles de estado mayor apoyando la rebelión, sin dar la cara, pero todo apunta a que se precipitan los acontecimientos y que la batalla va a ser a cara a cara. El Comité Provincial de febrero se anuncia muy caliente. En cualquier caso el gran argumento político de los partidarios de Monteseirín se resume en esta terrible pregunta: ¿Y si no es Alfredo, a quién queréis colocar?. En efecto, el PSOE no tiene alternativas sólidas salvo el recurso milagroso de colocar a Felipe González o Alfonso Guerra para alcaldes de Sevilla. Tranquilos , solo es un sueño imposible de muchos militantes que ven muy cerca la pérdida de Sevilla. “Ojalá y quisieran” responden resignadamente. Hoy por hoy la única carta que les queda a los adversarios del alcalde de Sevilla se llama Evangelina Naranjo, consejera de Gobernación de la Junta. Y no parece que la Sra. Naranjo levante la pasión de las masas allí por donde va. “Pero mejor que Alfredo, ella o quien sea” apostillan sus partidarios.

Chaves tiene un problema serio en la inestabilidad del PSOE de Sevilla. Por vez primera en veinte años, la agrupación socialista de Sevilla pierde poder e influencia en el aparato regional y federal del PSOE. Se trata de una situación nueva y saben que este deterioro interno socialista tendrá repercusión electoral en las municipales y autonómicas venideras. Vista la correlación de poderes y clanes que controlan el PSOE-A, Cádiz con Luis Pizarro y Alfonso Perales es la Agrupación más influyente de todas, mientras que la de Jaén mantiene sus parcelas de poder en manos de Gaspar Zarrías, la de Málaga ha perdido influencia. Además el futuro de Paulino Plata en Marbella augura la pérdida de un importante embajador en la Junta.

No hay comentarios: