jueves, 16 de enero de 2014

PP-A: AHORA SUENA (Y MUCHO) LA MINISTRA MÁS ROCIERA


Continua la tensa espera en el PP de Andalucia hasta que Mariano Rajoy, presidente del partido y del Gobierno, decida comunicar ´urbi et orbe´ el nombre de la persona que sustituirá a Juan Ignacio Zoido al frente del partido en la comunidad andaluza. Tranquilos, parece que la están peinando, falta algo de tiempo todavía.
Tras la frustrada oportunidad que algunos creyeron ver a finales del pasado año con la nominación ´cantada´ de José Luis Sanz, ( el candidato favorito de Zoido) un manto de silencio ha invadido el asunto sin que, desde entonces, ningún nombre haya saltado a los medios como vencedor de una sigilosa carrera, desarrollada en los sótanos políticos de la derecha andaluza.
Las únicas voces que se han escuchado procedían, una vez más, desde Malaga cuyo alcalde, Paco de la Torre, se ha hartado de proclamar la necesidad de nominar candidat@ cuanto antes. Que el PP-A lleve más de un año sin liderazgo es algo que no solo perjudica al partido de la gaviota, afecta también al propio sistema de partidos y al funcionamiento de la política parlamentaria andaluza. El bipartito de izquierdas no tiene oposición enfrente, salvo los restos del naufragio arenista empeñado y aferrado cansinamente al escándalo de los Eres como única tabla de salvación electoral y de supervivencia política.
Juan Ignacio Zoido, desde luego, ha gestionado pésimamente la operación recambio, entre otras cosas- dicen- porque Javier Arenas sigue siendo el hombre que susurra al presidente Rajoy lo que se debe y no se debe hacer en Andalucía. Una circunstancia que, desde luego, ha acabado por chamuscar políticamente al alcalde de Sevilla.
Pero, se preguntarán muchos, ¿que idea tiene Rajoy para solucionar el vacío de poder real que existe desde hace tiempo en el PP-A?.
A la vuelta de las vacaciones de Navidad, en el seno del propio partido y tras el parón de diciembre de la candidatura de José Luis Sanz, crece el convencimiento de que el presidente nominará a alguien en quien confía y que esté al margen de la lucha de las tribus andaluzas en litigio. Y, descartando, descartando, solo aparece el nombre de una mujer llamada Fátima Bañez. La actual ministra de Empleo ha bordado la ley de reforma laboral, una de las joyas de la corona en la gestión de reformas del PP, algo que dicen que satisface enormemente a Rajoy y a la vicepresidenta Soraya S. de Santamaría, su gran mentora. Ella, Fatima Bañez, es hoy por hoy la persona mejor colocada para encabezar el partido en Andalucía y enfrentarse a Susana Diaz en los carteles. El repunte de los datos del empleo, la creación de empleo que todos los indicadores vaticinan, serían a juicio del presidente el mejor aval de su embajadora en la tierra andaluza del paro.
Dejo constancia aquí de esta toma de temperatura entre significados populares porque esa es , a día de hoy, la impresión que trasladan en conversaciones privadas.
Por cierto, la entrada de la Guardia Civil en el ayuntamiento de Tomares, de donde es alcalde JLS y la imputación de tres estrechos colaboradores por un asunto de presunta corrupción, parece que no es una cuestión determinante en la conclusión final de este culebrón. En todo caso, me aseguran, solo servirá de argumento, llegado el caso, para tapar bocas en el PP andaluz a las que no guste la posible nominación de la ministra más rociera del gobierno de España para liderar la derecha andaluza en los próximos años.

No hay comentarios: