sábado, 8 de mayo de 2010

GRIÑAN Y EL “AGGIORNAMENTO” DEL PSOE-A

Lentamente, sin ruidos, Boja en mano, Pepe Griñan sigue encajando las piezas que le permitirán concluir el diseño de su proyecto para el socialismo andaluz de los próximos años. Lo suyo es una puesta al día generacional. En realidad está trabajando en un reciclaje profundo y arriesgado de la herencia de Manuel Chaves, en un intento de “aggiornamento” del partido y con la vista puesta en las elecciones de 2012. Poco o nada puede hacer como presidente para luchar contra la crisis generalizada que nos zarandea a todos. Lo único que está en sus manos es recortar el gasto público por él administrado y distribuir con equidad y justicia la poca riqueza que nos dejan los dispendios del pasado inmediato. Quizás por eso ha sido un momento inoportuno enseñar el recuperado Palacio de San Telmo, aunque la obra esté pagada por presupuestos vencidos. (Por cierto, Guillermo Vázquez Consuegra, el premiado arquitecto sevillano, nos dijo a los periodistas que las lámparas suecas que dice el PP, ha sido diseñadas por él mismo, que no es sueco, ni se hace el sueco, y el valor de cada una dijo que no supera los 3000 euros. También afirmó que las placas enterizas de mármol travertino rojizo son de Macael, no de Carrara).

Carmen Martínez Aguayo, la cajera de los presupuestos de la comunidad, está entregada desde Hacienda a la “operación recorte”, siguiendo “instrucciones concretas” del presidente. Todo ello sin quitarle ojo al asunto Cajasur/Unicaja, proceso de fusión en el que los representantes de la Iglesia no parece que se hayan dado cuenta todavía de la delicada situación a la que se ha conducido a la entidad cordobesa, afirman fuentes conocedoras del proceso.

La tarea de recorte no parece fácil para Martínez Aguayo, a tenor del entramado de empresas y entes financiados con capital público que se dispone a fusionar, liquidar , optimizar o solapar. Según datos revelados en un informe oficial del Ministerio de Economía, la autonomía andaluza posee un total de 317 entes financiados con fondos del presupuesto público. En 80 de las empresas que compiten en casi todos los sectores del mercado, la Junta posee la mayoría del capital, y están distribuidas por casi todas las consejerías del gobierno. También aparecen un total de 44 fundaciones, amén de una compleja red de consorcios provinciales dependientes de la Consejería de Empleo.

En realidad este debe ser el “tenebroso y poco transparente” entramado empresarial de la Junta del que vienen hablando hace años el PP e IU en sus reiteradas denuncias en sede parlamentaria.

Una red de empresas que funcionan exactamente igual que las del sector privado, con los controles propios a los que está sometida cualquier mercantil, empresas en las que, obviamente, el dinero publico se maneja sin la fiscalización política del Parlamento, al tiempo que algunos informes del Tribunal de Cuentas ponen los pelos de punta a la oposición en cuanto al manejo dinerario de las consejerías.


-Una red clientelar

Con el pretexto de agilizar el gasto y la inversión, sorteando a los Interventores públicos, esta red de empresas que Griñan quiere reducir considerablemente ahora en sus organigramas y dotaciones presupuestarias, han servido en la mayoría de ocasiones para mantener una fuerte y sólida red clientelar que se desparrama a través de empresas que operan en sectores muy variados de la economía por toda la geografía andaluza. Si Griñán imitase a Zapatero con el recorte en el gobierno de España, debería eliminar un 27% de las empresas públicas que dependen financieramente de la Junta, esto es un total de 77 .

Pero tras una decisión más que justificada por la crisis económica, se esconde otra de gran calado político en clave interna. Una más de las que está tomando Griñan para reciclar el pasado, medidas que pasan por dejar en el paro, - en el mejor de los casos con más trabajo y menos sueldo- , a personas del o próximas a su partido.

Eliminar gran parte de la costosa red de empresas públicas de la Junta supone tanto como desmontar, en gran medida, parte del entramado de poder real que le permitió al anterior aparato del partido mantenerse casi dos décadas gobernando Andalucía y controlando absolutamente todo desde la sede de san Vicente en Sevilla.


-Pizarro pierde poder.

Y junto al ajuste fino en el que trabaja la consejera, llama poderosamente la atención algunas decisiones políticas que pasan desapercibidas, como la modificación de un decreto de hace catorce años por el que se le otorgaban al consejero de Gobernación las competencias exclusivas para elegir y proponer los nombres de los ocupantes de las Delegaciones del Gobierno en las capitales de provincia, cargos con más poder que los antiguos gobernadores civiles. Pues bien, desde la semana pasada el consejero Pizarro deberá consensuar esos nombramientos con Mar Moreno, ya que deben ser ambos, Gobernación y Presidencia, quienes los propongan conjuntamente al Consejo de Gobierno a partir de ahora.

Para gobernar el partido no funciona el boletín oficial, salvo para colmar aspiraciones de muchos o crearse eternos enemigos. Y es en el partido donde Griñán está empezando a encontrarse con situaciones desagradables y cierta contestación a su autoridad. La última fue este viernes pasado y sucedió, como no, en el PSOE de Almería, donde Martín Soler ya le ha dicho a Diego Asensio que quiere recuperar la Secretaría en el próximo congreso. (Le ha respondido que ni lo sueñe). El ministro Pepe Blanco, acudió el viernes a firmar el inicio del soterramiento del tren, una vieja y justa reivindicación de los almerienses, que finalmente entra en carril presupuestario. Aprovechando la presencia de Blanco, a alguien no se le ocurre otra cosa que montar una fiesta del partido en Purchena, donde la estrella final sería el ministro, abriendo el acto el secretario general de la agrupación local de Purchena, o sea Luis Caparrós, el recién cesado delegado de Obras Publicas de Almería y al que interesadamente rumorearon para una dirección general, nombramiento que sigue esperando. Enterados en San Vicente de la fiesta y las motivaciones que ocultaba, desde la dirección regional se dio orden de anularla. Blanco, enterado del trasfondo del asunto, un desagravio al cesado delegado y, de paso, a Martín Soler, fue el primero en apoyar y respaldar la suspensión. En el sector critico del PSOE se hablaba el jueves de “encerrona a Pepe Blanco”.


-El Ejido: “un hilito” de pacto PSOE-PAL

Paralelamente, en El Ejido, un hombre de Juan Antonio Segura Vizcaíno, Manuel García Quero, miembro de la ejecutiva regional, mantiene una oposición de guante de seda con el equipo de gobierno del PAL cuyo jefe lleva casi siete meses en prisión preventiva. Aunque oficialmente el pacto PSOE-PAL está roto, el comportamiento político del PSOE en El Ejido, apoyando al PAL, recuerda aquella primera Diputación gobernada por tres tránsfugas del PP, con apoyos no confesados del PSOE de Martín Soler.

El asunto de los asesores ha sido la prueba del algodón que confirma la alianza y el guante blando de García Quero y el PSOE con Enciso, Añez Y Berenguel. Mientras Juan Carlos Usero se plantaba en Sevilla a enseñarle a Susana Díaz, secretaria de organización regional, los Sms enviados por Asensio, secretario general de Almería, instándole a contratar los asesores del PAL en Diputación, en El Ejido, los asesores del PSOE siguen en sus puestos en el ayuntamiento que “gobierna” Enciso desde la cárcel. Segura Vizcaíno parece haber decidido junto a Martín Soler y Diego Asensio, mantener al menos “un hilito” de pacto con el PAL, con un único objetivo: que sigan haciendo el trabajo sucio contra el PP y ayudarles a difundir los dosieres que dicen que guardan sobre empresas y sociedades de dirigentes almerienses de la derecha. Todo ello en un escenario donde la amenaza se ha convertido en moneda común últimamente, agotándose las reservas de tranquilizantes en algunos botiquines particulares.

Pero si feo continua el asunto en Almería para Griñán, mucho peor se le ponen las cosas en la capital sevillana al presidente con Sánchez Monteseirín, que no dimite, ni tras conocer lo bonita y confortable que es la sede de la embajada de España en Ankara. El desgaste brutal que está sufriendo la marca PSOE en Sevilla, ante una imagen de desgobierno de la ciudad en manos del socio Torrijos, muchos creen que les llevará a un sonoro desastre electoral. Crece la alarma en el partido, sí, pero lo que no imaginan son las motivaciones últimas que podrían estar aconsejando a Monteseirín a permanecer sentando en el sillón de alcalde y que tendrían que ver con el “caso Mercasevilla”. El insistente rumor, en ámbitos judiciales y de la investigación, de que el alcalde de Sevilla “podría resultar imputado en la Causa, si se confirman determinadas cuestiones que se indagan actualmente”, puede explicar ese apalancamiento en el sillón de la alcaldía. Debe pensar Alfredo Sánchez que para la indomable juez que instruye el caso, imputar al alcalde de Sevilla es más arriesgado que hacerlo con quien no es más que un ciudadano de a pié. Una situación, no obstante, que nadie entiende actualmente en Sevilla, ni siquiera la gente del PSOE y, desde luego, Juan Espadas, el candidato virtual socialista que, si llega a formalizar su candidatura, pactará los presupuestos de 2010 y romperá con Torrijos.


2 comentarios:

pepe insua dijo...

¿Es necesario que sepamos más cosas del excosnejero de innovación con la trama corrupta de la Operación Poniente, de la Operación Costurero, de tuberías y desaladoras del "programa agua", de las generosas subvenciones a determinadas empresas como consejero de agricultura, primero, y después de innovación?

pepe insua dijo...

Si Griñán sigue actuando con inteligencia y aplica la hoja de ruta para extirpar las mayores bolsas de corrupción dentro del PSOE-A, de la era Chaves, la china en el zapato que supone la actuación de exconsejero Soler dejará de molestarle.