sábado, 10 de abril de 2010

“DIENTES, DIENTES, QUE ESO LES JODE MUCHO”

La cúpula almeriense del PSOE, la troika que lo gobierna, contraprogramó ayer al presidente de la Junta de Andalucía Pepe Griñán y a su consejero de Innovación, Antonio Avila, a propósito del anuncio desde Jaén de la creación de futuras facultades de Medicina en Almería, Huelva y Jaén. El trío de dirigentes, que restaron protagonismo en su feudo almeriense al importante anuncio presidencial, parece que recordaron los sabios consejos de Isabel Pantoja para momentos de gran tensión, “dientes, dientes, que eso les jode mucho”.

El Secretario general de los socialistas almerienses, el senador Diego Asensio, flanqueado por los diputados Martín Soler y Segura Vizcaíno, comparecieron ante los medios con la intención de capitalizar, políticamente, el anuncio del presidente de la Junta minutos antes en Jaén, anunciando una facultad de Medicina para Almería. Preguntados por qué razón no estaban presentes miembros del gobierno que ejecutará y financiará la nueva facultad, se respondió con evasivas e incluso se llegó a decir que hasta esperaban contar con la presencia de la presidenta del Parlamento, Fuensanta Coves, cuya agenda no se lo permitió finalmente.

En el fondo, la rueda de prensa, sirvió fundamentalmente para que los tres dieran señales de vida política, sobre todo tras los tremendos Idus de marzo que trajo el huracán de Poniente. Con la mayor naturalidad dijeron que aquí no pasa nada y que la vida, para ellos, sigue igual. Y lo hicieron, especialmente Martín Soler, utilizando el remedio Pantoja, encantador y como si nada le hubiese pasado. Estuvo especialmente emotivo cuando le dijo a unos colegas que tenia la misma ilusión que cuando empezó de cero en el partido ante esta nueva etapa, sin coche oficial de consejero ni nada. O cuando dio a entender que si Griñán tenía unos criterios, él tenía otros sobre su permanencia en el ejecutivo. Que lo de la "ventanilla de subvenciones" que el presidente le dijo a sus cuadros que no quería que se convirtiese la consejería de Innovación, que eso eran chismes sin fundamento.

En la rueda de prensa, la primera en la que Soler comparecía tras su salida del gobierno, en pleno estallido del escándalo del Poniente, que le sitúan como protagonista indirecto en el teatro de operaciones del clan, los convocantes tuvieron que responder a preguntas relacionadas con el contenido de las conversaciones reveladas en el sumario. Solo el periodista Juanjo del Arco, de Onda Cero Almería, preguntó por la Operación Poniente y sus comprometedoras conversaciones. Las mismas que implican a políticos socialistas alli presentes. Respuestas de manual y balones fuera. Ningún otro medio preguntó por el tema. El martinismo parece que mantiene las lealtades mediáticas de siempre.

El ex consejero, como quien no quiere la cosa, calificó de “chascarrillos” el asunto de las conversaciones sumariales, ya que son citados en tercera persona y pidió mayor “profesionalidad” a los periodistas que abordan esta cuestión.

Recordó que ningún socialista está imputado o implicado, dando a entender que el asunto ni les afecta, que para escándalo, de verdad, ahí está la trama Gürtel y el fichaje de Javier Arenas. Ni tan siquiera se atrevió a contar, Martín Soler, en que consistió la planificación del curso político almeriense que protagonizaron en un almuerzo en septiembre de 2009, en Sevilla, Diego Asensio, Luis Pizarro, Juan Enciso y Martín Soler, comida organizada telefónicamente por Asensio y Pepe Alemán. ¿Fue una comida de chascarrillos?

En el artículo de mañana domingo en La Razón, intentaré explicarles las circunstancias que podrían haber rodeado la caída del gobierno de Martín Soler, la pérdida de influencia de la actual cúpula del PSOE de Almería ante la dirección regional del partido y algunos detalles sobre el acercamiento de Segura Vizcaíno a San Vicente, interpretado por algunos socialistas como una deserción de la praxis martinista y situándose como futuro jefe del aparato del partido en Almería, en sustitución del senador Asensio. Una solución buena para el partido que, a priori, parece que estéticamente chirría.


-La alcaldía de El Ejido, ¿ el ´arma´ del delito?

La Audiencia de Almería, presidida por una magistrada que se definió antes de llegar como una juez especialista en meter alcaldes en la cárcel, se ha pronunciado sobre la petición de libertad de Juan Enciso. No le ha mandado a prisión porque ya está en ella de hace casi medio año, pero lo ha dejado dentro. Las tesis del Fiscal Anticorrupción han prevalecido ante la Sala y el futuro penitenciario de Enciso se ennegrece definitivamente. Según fuentes jurídicas “a Juan Enciso no hay ya quien le quiten los dos años de preventiva, como mínimo”. Mientras, en Albolote, Enciso no para de suplicar a quienes le visitan: “Por favor, sacadme de aquí, sacadme como sea, pero sacadme de aquí”.

Ya no es una Juez la que estaría cometiendo un error, "un inmenso error" con el muy honorable alcalde de El Ejido, como dijeron desde su clan político, el PAL, en octubre. Esta vez es una Sala de la Audiencia , no contaminada por la Causa quien, ante los argumentos jurídicos y procedimentales del fiscal, no ha dudado en respaldar la decisión de la Juez Peña Martínez y ratificar la continuidad en prisión del alcalde, por los mismos motivos que hasta ahora.

Y una vez más, en el Auto dictado, prevalece un criterio que no deja de ofrecer dudas razonables a la hora de intentar interpretarlo. Se mantiene a Enciso en prisión porque podría huir, destruir pruebas o seguir delinquiendo. Los mismos motivos que crípticamente razonó la Juez Peña en su escrito de denegación de libertad en enero.

Por más vueltas que se les da a estas tres razones judiciales para impedir la libertad de Enciso, solo una explicación podría justificar la última, la más increíble , la que señala que "podría seguir delinquiendo”. Es evidente que su permanencia en el cargo de alcalde parece que explica el quid de esta cuestión. Se puede interpretar que la Justicia considera, salvo que el sumario que aún permanece secreto diga otras cosas, que Enciso está en prisión a consecuencia de haber cometido un rosario de delitos ejerciendo su labor como alcalde del municipio de El Ejido. Si eso fuese así, parece claro que, una vez más, se equivocaron quienes le aconsejaron que no dimitiera como alcalde en noviembre, en contra de la opinión de su amigo y abogado Paco Torres.


- Ecos de alta sociedad.

La alta y distinguida jet set de la localidad de El Ejido y alrededores anda muy alterada en los últimos días. Y su alteración no obedece a los efectos de la Operación Poniente, que también, con muchos protagonistas entre sus miembros. Todo parte de una serie de TV de La Sexta, que está por estrenarse, y que habría grabado uno de sus episodios con una bella, ilustre y distinguida dama del lugar como protagonista. Lujo, poderío y glamour a tope, dicen que será el eje central de la serie de siete capítulos. Pues bien, cuentan que la nerviosera y el mosqueo de la gente guapa del Poniente viene a cuento tras haberse sabido que aquella cámara de video que grababa en la fiesta de cumpleaños de la anfitriona dama/protagonista, y que recogió todo lo que suele pasar en este tipo de fiestas con gente tan diversa, pues era una cámara de la tele de los amigos de ZP.

Desde luego en el tranquilo e idílico Almerimar están que no ganan para sustos y disgustos de un tiempo a esta parte.


1 comentario:

CARMEN dijo...

Pepe por favor cuentanos mas de esta serie de La Sexta que nos has dejado intrigados.....