domingo, 13 de diciembre de 2009

LOS MALES DEL SUR III


ENCISO Y LA INQUIETANTE CITA DEL DIA 30


La cita que el día 30 de este mes tiene el alcalde de El Ejido con la jueza instructora de la Operación Poniente, ha levantado una gran expectación, por inquietante, particularmente en Almería y Sevilla. Juan Enciso Ruiz, que lleva 52 noches y 53 días en la prisión provincial de El Acebuche, comparecerá ante Montserrat Peña a petición propia con la intención de ampliar su declaración inicial del 23 de octubre.

La expectación viene dada por dos motivos. El primero, por lo que se decida a confesar y que le sirva para atenuar su situación procesal. El segundo porque, según su entorno, tras esta declaración, Enciso va a ser puesto en libertad y volverá al ayuntamiento como alcalde (que sigue siendo), para dar explicaciones al pueblo y “ajustar algunas cuentas” contra quienes él cree que le han conducido a la cárcel merced a una conspiración política y mediática, dirigida “por el PP y sus periodistas sicarios”.

Enciso duerme regular desde que supo que la fecha de la cita judicial era el 30 y, en sus paseos por el soleado patio de la cárcel, medita las cosas que dirá, que podrá decir e incluso las que le gustaría decir y no dirá. Aunque también, recuerda que deberá tamizar sus pensamientos e ideas con las de su abogado, quien, por cierto, ya no lleva la defensa del Interventor Pepe Alemán. Francisco Torres es un prestigioso penalista almeriense cuyo despacho lleva asuntos de todo el arco político, desde Gabriel Amat del PP a Diego Asensio, Segura Vizcaíno del PSOE, pasando por Enciso y algunos encarcelados más en la Operación Poniente.

Cómo tirar o no tirar de la manta, esa es la cuestión sobre la que sigue meditando el edil ejidense. O hacer como que tiras de ella y a ver si cuela, pero ¿podrá engañar Enciso a la jueza, al fiscal y a los funcionarios que llevan año y medio investigando a fondo todo el entramado del que él es la presunta cabeza ejecutora y política más visible?

Por otra parte Enciso debe contemplar la posibilidad de que el escenario, tras 70 días de cárcel preventiva, (Lotería y Nochebuena de por medio) no sea el mismo que hoy día de Santa Lucía. Sencillamente porque la lógica del proceso apunta a nuevas e inminentes actuaciones judiciales en el contexto de la Operación Poniente donde no convienen descartar nuevas imputaciones e incluso nuevos y ¿sorprendentes? autos de prisión, con y sin fianza. Desconocer si esa segunda fase se llevará a cabo antes del San Silvestre condicionan enormemente el diseño de la ampliación de la declaración del alcalde encarcelado. De ahí ese duermevela que últimamente padece por las noches.

La expectación también está sustentada por cómo se mantiene a rajatabla el secreto de lo actuado hasta ahora. Precisamente ese hermetismo invita a pensar en la contradicción que supondría la puesta en libertad del alcalde sin que se haya levantado parcialmente el secreto del Sumario y que, sentado nuevamente en el sillón, se concretarán tras el levantamiento parcial del mismo en qué han consistido exactamente los delitos de prevaricación, blanqueo de capitales, trafico de influencias etc etc de los que le acusaron en el Auto del 23 de octubre pasado.

Puestos a elucubrar basándonos en lo que se conoce hasta ahora sobre la Operación Poniente, cabe pensar que Enciso esté meditando en su salvación si pone un gran ventilador en marcha, algo que, por otra parte, pondría patas arriba el escenario político almeriense y andaluz, en tanto en cuanto Enciso fue hasta 2005 un referente del PP y, desde entonces, un extraño socio político del PSOE. La pasada semana el propio Presidente Griñán, como máximo referente actual del PSOE-A, nos decía que él no hubiese pactado “nunca” con el PAL ni con Enciso, dada su trayectoria en el PP hasta 2005 y su activa intervención en los sucesos del año 2000 cuando la revuelta de los inmigrantes. Recuérdese que el pacto en la Diputación, arrebatada por tres tránsfugas del PP, (luego PAL), fue apoyado en su momento y por este orden por Martín Soler, Luis Pizarro y Manuel Chaves desde la ejecutiva regional socialista.

Las tres líneas de defensa de Enciso pasan pues por acusar al PP, al PSOE y a Pepe Alemán, a quien él más teme por lo mucho que sabe y controla y con quien comparte patio y paseos por El Acebuche. No es aventurado señalar que a la Justicia lo que más le interesa en este momento es todo lo que Enciso pueda saber de Pepe Alemán y de sus actividades mercantiles en estos años.

Mientras tanto en el ayuntamiento de El Ejido no hay un euro con el que se puedan pagar deudas a sus proveedores. Algunos empiezan a hablar de dramática situación, incluso de quiebra financiera y de que peligran a corto plazo las nóminas de sus funcionarios. Y fuera, en las calles con cacerolas, los trabajadores de las subcontratas de El Sur que llevan tres meses sin cobrar y cuyas familias se enfrentan a unas Navidades muy sombrías, “peores que las del alcalde, ese al menos cenará la Nochebuena en la cárcel, nuestras familias que se olviden de celebraciones con tres meses sin cobrar”, ha comentado uno de los miembros del Comité de Empresa de El Sur, empresa que, obviamente, no recibe dinero municipal ni goza en estos momentos de la confianza crediticia del sistema financiero.

El clima social y político en la capital del Poniente almeriense se deteriora a diario de forma preocupante mientras que nadie contempla, de momento, la intervención de la institución con la creación de una gestora, petición en la que se ha quedado sola IU. El actual equipo de gobierno, dirigido desde la cárcel por Juan Enciso, más que garante de la normalidad y la estabilidad del gobierno, se ha convertido en el brazo ejecutor y defensor de quien vive asustado al verse acusado de delitos graves y entre rejas. La negativa esta semana de los concejales del PAL a una auditoría a los dineros públicos de El Sur, solicitada por el PP y el PSOE, hablan bien a las claras del intento a la desesperada por tapar aquello que, por otra parte, ya debe de estar más que documentado en el sumario judicial.

La sociedad civil tras casi dos meses del estallido de la operación judicial, empieza a salir de su letargo, al tiempo que se organiza y pasa a la ofensiva contra los tejes y manejes del clan. Dos plataformas ciudadanas, dos, al margen del control de los partidos políticos convencionales, se han creado en estas ultimas semanas en El Ejido, dispuestas a que se clarifique qué ha pasado con sus impuestos y a que el nombre de su pueblo no vuelva a ser asociado el el futuro con la corrupción y la delincuencia política.

La lentitud de la maquinaria judicial, agravada en este caso por la complejidad de la investigación en el seguimiento de inversiones y capitales, está propiciando movimientos de presión sobre altas figuras del estamento judicial español, según confirman diversas fuentes cercanas a los imputados. Lentitud extraña también en el CGPJ para dotar la plaza del sustituto en el 2 de Almería para que la jueza se dedique en exclusiva a este asunto.

En estos días también se han conocido nuevos detalles sobre un supuesto pelotazo de más de ochenta millones de euros que se estaría dado entorno al negocio eléctrico con la construcción de varias sub estaciones en el Poniente. La puesta en marcha de la primera de las sub estaciones para dotar de iluminación, dicen, al nuevo Corte Ingles, ha puesto sobre el tapete un cúmulo de irregularidades que desde las nuevas plataformas ciudadanas piensan elevar a la Justicia.

En fuentes jurídica conocedoras del proceso se afirma por otro lado que, más temprano que tarde, los máximos responsables de la empresa matriz de El Sur, Agua y Gestión, deberán dar explicaciones en sede judicial del por qué no actuaron cuando supieron del saqueo sistemático de la empresa mediante chiringuitos empresariales de usar y tirar. Tampoco se descarta que algunos miembros del Consejo de Administración de Agua y Gestión (Abengoa, Cajasol y Cajasur), también sean citados seguramente la mayoría en calidad de testigos.


LA OPERACION PONIENTE DISPARA LA AUDIENCIA DE ONDA CERO ALMERÍA, SEGUN LA ÚLTIMA OLA DEL EGM


Esta semana se ha conocido la última oleada del Estudio General de Medios (EGM) , el estudio periódico de la audiencia de los distintos medios de comunicación tanto escritos como radiofónicos. Por lo que respecta a la audiencia de las distintas cadenas de radio en Almería, estos son los resultados de esta última ola del año, coincidiendo con el estallido y desarrollo de la Operación Poniente:

Cadena SER Almería 19.000 oyentes; Cadena Cope Almería 27.000 oyentes; Canal Sur Radio Almería 30.000 oyentes; RNE 16.000 oyentes; Punto Radio Almería 2.000 oyentes y Onda Cero Almería con 52.000 oyentes.

Resulta especialmente llamativo el aumento de audiencia de la emisora del Grupo Antena 3 en Almería, que en la anterior oleada obtuvo solo 26.000 oyentes, doblando su audiencia en la oleada de octubre -noviembre. Queda, por tanto, evidenciado el apoyo mayoritario de la audiencia radiofónica en Almería a la linea editorial e informativa seguida por esta cadena respecto de la trama de corrupción del Poniente desde hace tres años y que estalló en octubre pasado.


De los 227.000 nuevos oyentes de la cadena Onda Cero a nivel estatal en esta ola, 128.000 son aportados por la audiencia de Andalucía, consolidándose Onda Cero como la segunda cadena en audiencia en Andalucía con 462.000 oyentes de lunes a viernes en esta última ola. La Cadena del grupo Planeta ha conseguido además del liderazgo en Almería, en Córdoba y en Granada con 73.000 y 55.000 oyentes respectivamente. Y por vez primera supera los cien mil oyentes en Sevilla - 119.000- situándose en segunda posición por encima de Canal Sur con 77.000. La franja de la mañana, con Carlos Herrera, es la que ha aportado mayor número de oyentes con una subida calificada de "histórica" desde Onda Cero.


No hay comentarios: