martes, 3 de octubre de 2006

TROCEAR LA DERECHA


El escenario político de Almería es un gran laboratorio donde confluyen fenómenos que, a la postre, acaban implantándose en esta futura Realidad Nacional. (“Si lo ha dicho Clavero, dijimos, ¡coño¡ este hombre tiene autoridad moral y política, pues venga pongamos realidad nacional…” Luis Pizarro en Onda Cero).

Los almerienses siempre votaron mayoritariamente opciones de centro derecha. Fue la única provincia donde no ganó el el 28-F, tal y como proponía la UCD de Adolfo Suárez y la AP de Manuel Fraga, frente a un gran bloque social liderado por la izquierda y el nacionalismo, con Rafael Escuredo y Manuel Clavero al frente. El PSOE almeriense para tocar poder ha tenido que recurrir al pacto bien con IU o con la extrema derecha económica de El Ejido. El centro derecha en Almería comenzó a trocearse cuando Juan Megino se sintió engañado por su partido, el PP, al no presentarle a la alcaldía tal y como cuenta que le había prometido Javier Arenas. Montó el GIAL, un partido doméstico, pequeño, con voluntad de concurrir a las autonómicas y, dice que financiado íntegramente por las cuotas de sus militantes, o sea como todos los partidos. Hoy tiene la llave y… el urbanismo.

Juan Megino obtuvo la llave y el tradicional cainismo del centro derecha se instaló en el PP como una maldición, con el desgaje más tarde de la extrema derecha económica del Poniente, que funda el PAL bajo el liderazgo de tres tristes tránsfugas de la Diputación y Juan Enciso. Una atomización de la derecha que está alimentando, embozado, el PSOE de Martín Soler para intentar sacar tajada electoral. Eso sí, con la insólita colaboración de personas que reniegan de su ideología, obviamente sin contraprestación a cambio, que nadie piense mal.

El error cometido por el PP en Almería, cambiando de caballo al final de la carrera, ha arrojado años después unos resultados traumáticos e inquietantes para el partido que preside Gabriel Amat. Nadie sabe muy bien que pasará en las urnas. Pero lo sucedido hace años con Megino y el PP, parece que puede convertirse en un arma letal en otras capitales, en un modelo exportable dadas las circunstancia y los posibles colaboradores necesarios de los que ya empieza a hablarse.

DIVIDE Y VENCERÁS, LEMA DEL PSOE

La fórmula importada del laboratorio almeriense, hay quien intenta ponerla en marcha en Sevilla con Jaime Raynaud al frente, descabalgado al estilo Megino por Arenas, y al que según algunas informaciones de prensa estarían convenciendo varios empresarios (ojo, estos dicen que sin ladrillos de por medio) para liderar una candidatura independiente con Paola Vivancos y así lograr la llave o el llavero de Sevilla.

Pero hay más. En Granada también hay quien sueña con quitarle el sueño a Jose Torres Hurtado. Se trata del ex alcalde Jose Gabriel Diaz Berbel, Kiki, a quien esta semana intentaban convencer en el transcurso de un selecto almuerzo para liderar una candidatura independiente y de derechas en Granada.

De ser ciertas estas operaciones y otras más truculentas que se oyen con insistencia por los mentideros políticos andaluces, es lógico pensar que Antonio Sanz esté más agobiado que los fontaneros del Titanic. No para. Alguien está intentando romper el PP en las capitales que un día tuvo el PSOE. Bien mirado, jaleando esta guerra de guerrillas en el centro derecha, troceando la derecha política, en definitiva dividiendo al adversario, creen que es la única forma de recuperar las grandes ciudades andaluzas para la izquierda. Todo eso y amplificar desde los medios afines las tensiones internas del PP ( caso Jaén o Málaga), son los ejes centrales de la estrategia socialista para arrebatar el poder popular en las capitales, amén de volcar el aparato de la Junta con promesas y muchas primeras pedradas. La pregunta es cómo se va a resentir el sistema democrático con operaciones dudosamente éticas, estéticamente impresentables, con empresarios con pinta de malayos y que cuando les detiene un juez, confiesan que se vieron obligados a pagar comisiones... como todos los demás.

Ese es el gran drama de los lideres de la derecha, el orgullo, que cuando se siente herido, es capaz de pelear contra aquello por lo que siempre luchó, incluso con mayor ahínco y crueldad que los grandes beneficiados políticos de sus venganzas terrenales.

SISMOGRAMAS

Uno. ¿Quién y con que dinero va a invitar como conferenciantes en Málaga a Mijail Gorvachov, Felipe González y Al Gor? Pista: es el ejecutivo de moda para la Junta.

Dos. En Fibes alucinan con el despliegue económico del que ha hecho gala el Instituto de la Mujer de Andalucia. Para la feria sobre la mujer empresaria han cambiado el diseño interior de todos los pabellones expositores, algo que ni las grandes multinacionales del automóvil afrontan por su excesivo coste. Las austeras sindicalistas que gobiernan el IMA debieran explicarlo.

Tres.¿Como es posible que se pierda una denuncia en la Fiscalía de Sevilla presentada el 20 de marzo contra un entramado empresarial propiedad de notables juristas?

No hay comentarios: