martes, 2 de mayo de 2006

SABOTAJES Y MÁS CUÑADOS

Ha dicho Gaspar Zarrías que es inminente la nominación del candidato socialista a la alcaldía de Marbella. Paulino Plata, candidato in pectore y a desgana, ha salido al paso proclamando que si es inminente, como dice el consejero de Presidencia, el candidato debe ser otro.

Los socialistas en su comportamiento hegemónico al controlar los destinos de Marbella, han asumido una gran responsabilidad política e histórica. El PSOE en Madrid, Sevilla, Málaga y Marbella tienen todo el poder para arreglar el desaguisado marbellí de estos quince años. Lo que para muchos es un gran error tanto control socialista con la ayuda puntual de la muleta de IU, se complica a la hora lanzar la figura “referente” del candidato socialista.

PLATA.

El actual consejero de Turismo está en un sin vivir. Sabe que tienen razón sus compañeros que quisieran verle a pie de tajo cuanto antes en Marbella. Ellos piensan que se está perdiendo un tiempo precioso en estos momentos de desconcierto social, pero la misión imposible de Marbella no es echar un huevo a freir, debe pensar el consejero. Plata la ve como un todo, un conjunto de iniciativas, como un proyecto de futuro, que va a requerir el concurso de todas las administraciones dirigidas, por cierto, por sus propios compañeros socialistas. Y esa colaboración coordinada no parece fácil ante el desconcierto jurídico reinante en el término marbellí.

SUICIDIO.

Enviar como se quiere enviar a Paulino Plata a Marbella, de hoy para mañana y sin ser revestido con la autoridad política suficiente como para dirigir y coordinar las acciones de los distintos gobiernos socialistas, es visto por muchos socialistas malagueños como un suicidio político. Máxime cuando Plata no controla lo que queda del PSOE en Marbella, y en Málaga la estructura de poder de Marisa Bustinduy y Salvador Pendón recelan de lo que pueda suceder si el PSOE no gobernara Marbella el 26 de mayo de 2007 por la mañana. Plata ni siquiera ha colocado un hombre de su confianza entre los vocales socialistas de la gestora. Y para colmo, el consejero, que fue alcalde de Antequera, ha sabido que hay quien le sigue la pista en los Registros Mercantiles y de la Propiedad.

SABOTAJE.

Todos los partidos con presencia en la Gestora de Marbella, excepto IU, se han dado cuenta ya de lo difícil que ha resultado encontrar mirlos blancos que no estén o hayan estado en contacto con la corrupción o los corruptos. Aún no se ha comprendido muy bien por qué, Salvador Pendón, calificó de “sabotaje” la emisión desde su Gabinete de Prensa de Diputación de una nota oficial en la que literalmente de decía: “Por otra parte, la presidencia de la Comisión Gestora recaerá en Rafael Duarte Martínez, del Partido Socialista”. Para muchos aquello de “sabotaje” habría tenido que ver con un intento interno, premeditado, de quitar de la gestora a Rafael Duarte, cuyo papel en Manilva conocían bien en el PSOE.

PORTAZO.

El portazo de José Seguí al frente del equipo redactor del POT de la Costa del Sol, fundamentado en serias discrepancias con el encargado por la Junta de redactar el PGOU de Marbella, el arquitecto González Fustegueras, fue tan real como que técnicos de la propia consejería han tenido que acabar solos el trabajo. La dimisión como tal de Pepe Seguí se produjo hace varias semanas. El POT, por cierto, ya está terminado y encuadernado.

“CUÑAAOO” .

Se acaba de destapar en El Ejido un nuevo caso de protección a la familia. El protegido es empresario y cuñado, a la sazón del alcalde de El Ejido Juan Enciso. Once millones de una adjudicación pública, sin concurso, han ido a parar a la empresa del “cuuñaaooo” de Enciso desde una empresa pública denominada Elsur. El presidente de esa empresa, como no, es el alcalde cuñado, le recuerdan desde la oposición, según informó Onda Cero al desvelar el escándalo. La Fiscalía podría estar en guardia y con las antenas levantadas ante la polvareda mediática y política levantada. (La sensibilidad tras lo de Marbella está a flor de piel en el Ministerio Público). Un asunto que ha encolerizado al edil ejidense quien ha arremetido acusando al portavoz del PP, Francisco Góngora, de ser “testaferro” de Gabriel Amat, presidente del PP de Almería y alcalde de Roquetas.

1 comentario:

indalito dijo...

A mi parecer, lo que verdaderamente hará a Paulino Plata lanzarse en misión "Salvar Marbella" no será el amor al partido, más bien la promesa de una bonita canonjía que le permita pasar sus últimos años de actividad política de la forma más relajada posible.

Respecto a los tejemanejes "PALianos" basta reflexionar un poco, crear un nuevo partido y extenderse con una rápidez inusitada no resulta barato, máxime cuando ni tan siquiera esta asegurada la victoria en la "base de operaciones" de ésta escisión popular, habrá que ver como afecta a Enciso estos escándalos, aún queda suficiente tiempo como para que el Partido Popular pueda recuperar tan histórico feudo, de momento las encuestas manejan resultados muy igualados.

Sea como fuere, la situación política de Almería unida a la relativa cercanía de las elecciones hará que en los próximos meses y con toda seguridad comience una guerra sin cuartel entre los diferentes cabecillas políticos que nos lleve a escuchar cosas bastante desagradables y no siempre ciertas...

Como siempre, un placer leerle, saludos cordiales.