domingo, 12 de marzo de 2006

BOTELLÓN


Os invito a leer la columna de hoy en ABC de Sevilla de mi querida colega Inmaculada Navarrete sobre el botellón que se avecina. Ella, como siempre, fina y en la diana...

"La convocatoria de una cumbre de botellones, más o menos simultáneos, la semana entrante en casi toda España está sirviendo para que los políticos, enfrascados en sus facturas falsas o sus estatutos, se enteren de que se acerca la primavera. Lo demás, que nuestros jóvenes están llamados a colapsar las ciudades con litros de alcohol y orines, con toneladas de basuras y otros decibelios, no les incumbe. Qué suerte tiene la actual generación joven: si sus padres pasan de educarlos en la cultura del saber beber, usar el WC o depositar la basura en los contenedores, los políticos no les van a la saga. ¿Botellón? Eso es cosa de los ayuntamientos, dice la Junta; eso es cosa de la Junta dicen los ayuntamientos y a mí plím, dice la fiscalía, mientras la ministra sor Suplicio, la de Sanidad, da beatíficos consejos sobre los daños del alcohol en los jóvenes.

Esta sociedad es de locos. Mientras una voz internauta invita a batir las botellonas de Sevilla, plusmarquista nacional en el arte callejero del mal beber, los adultos se achican, aterrados de miedo ante el reto de prohibir algo a los jóvenes, no ya el alcohol si no que se meen en las calles, no dejen descansar ni transitar a sus convecinos y alcancen el coma etílitico. Si Sor Suplicio o la hermana Evangelina (consejera de Gobernación) pillan a un adulto meando en la calle o fumando en su despacho, seguro que lo crujen a multazo. Si es un joven, se apela a la cultura cañí de la diversión callejera para mirar hacia otro lado. Así las cosas, sólo cabe esperar que una estupidez anónima -la convocatoria- constituya un fracaso cuantitativo y cualitativo, esto es, que los jóvenes, muchos o pocos, se comporten como seres civilizados en el arte del buen beber. Algo bueno ha tenido el impacto nacional de estas olimpiadas de las matemáticas etílicas: la visualización de que las vidas de los jóvenes están en manos de los jóvenes y que nadie -ni padres ni políticos- les van a echar una ídem en el arte de recibir a la Primavera con la alegría propia de la tierra....


Foto: Blog de Javier Caraballo.

No hay comentarios: