domingo, 1 de febrero de 2015

“JE SUIS IDEAL”

A-92, IDEAL de Almería,
domingo 1 de febrero de 2015



El 14 de enero era miércoles en el calendario. Convocados por la Asociación de Periodistas de Almería unas quinientas personas se congregaron junto a Los Lápices de La Rambla para mostrar su defensa en favor de la libertad de expresión y la repulsa al criminal atentado yihadista siete días antes contra la redacción de Charlie Hedbo en París.
Incomprensiblemente, contra todo pronóstico, la clase política almeriense se adueñó del escenario y, con descaro, se colocaron de tal forma que la foto del día fue una de las imágenes más vergonzosas - desde el punto de vista profesional- que hayamos visto los periodistas en muchos años en Andalucía. Un puñado de dirigentes del PP, con el diputado cunero Javier Arenas al frente, se situaron en primera fila portando el cartelito “Je suis Charlie”.  Uno de ellos, Gabriel Amat, cabeza gacha, se colocó el cartel en la zona testicular, justo a la altura del arco del triunfo por donde suele pasarse en su gestión eso de la libertad de los periodistas y sus medios.
Los socialistas, con  José Luis Sánchez Teruel al frente -otro supuesto “defensor” de la libertad de expresión- se quedó fuera de la foto, pero acudiendo también al paripé de los políticos. Seguramente porque la ruptura de la ´omertá´ dictada por Susana Diaz hace meses, imposibilitó que, como en los viejos tiempos, PSOE y PP aparecieran unidos de la manita en la misma foto, no fuera a reñirle la lideresa por teléfono.
Pero allí estaban casi todos los políticos almerienses, mezclados con los periodistas, defendiendo la libertad de expresión de los profesionales de la información, que es tanto como apostar por el derecho a recibir una información veraz por parte de los ciudadanos, fin último de nuestro oficio.
Y lo hicieron sin rubor, sin ningún remordimiento y sin vergüenza, como si ellos fueran los garantes de un derecho en el que se ciscan día sí, día también, demostrándolo, por ejemplo, con el reparto de la lotería amañada de la publicidad institucional.
Allí había políticos que no dudan ni un minuto a la hora de intervenir en los medios de comunicación, ya sean públicos ya privados, y no solo para hablar cuando a ellos les interesa. Lo hacen dictando qué cosas se pueden publicar y cuales no. Diciéndole a las empresas mediáticas qué periodistas deben seguir en sus puestos y cuales deben irse al paro o al ostracismo profesional; que noticias se deben publicar y cuales deben ser secuestradas a la sociedad o, lo que es peor, muchas veces manipuladas con medias verdades o, simplemente, mentiras.  Políticos que no dudan en pedir la cabeza de periodistas incómodos, especialmente cuando cumpliendo con nuestra obligación profesional, hurgamos en los excesos cometidos al amparo de leyes de silencio no escritas en materia de corrupción; o sea, en el sistemático latrocinio de los fondos públicos que manejan desde el lado más oscuro de las cavernas creadas dentro de las administraciones que controlan o gobiernan.
Políticos que, disponiendo del presupuesto de las instituciones que les confían los ciudadanos, reparten caprichosamente las partidas económicas de publicidad institucional con criterio sectario. O bien cuando median para que se adjudiquen miles de euros para promover ambiciones políticas personales y escalar a lo más alto, por ejemplo para que les nombren consejeros de algo. La medición de las audiencias de los medios solo les interesa cuando se publican noticias que ellos consideran políticamente incorrectas.
Pues ese tropel de personajes - y sálvese quien pueda- capitalizaron una de las miles de concentraciones convocada por periodistas de todo el mundo que, como se ha visto semanas después, de poco sirvieron ya que Charli Hedbo definitivamente no volverá desgraciadamente a los kioscos. 

El PP castiga a IDEAL.

Esta semana, el PP de Almería, sus dos más significados dirigentes, Gabriel Amat y su delfín Javier Aureliano García, han materializado ante toda España lo del cartelito en el bajo vientre. En nombre de ambos, la Jefa de Prensa de Diputación, expulsaba del stand de Fitur a IDEAL de Almería. Algo que, de inmediato y a la vista del enorme escándalo montado, provocó una vergonzante marcha atrás de don Javier Aureliano,  echándole las culpas a Maria del Mar González, cargo de confianza en el departamento de Comunicación del Palacio provincial. Un gesto, sin duda, de cobardía política. Porque de ser cierta que esa decisión partió de una funcionaria unilateralmente, a García no le queda más salida que proceder a su cese inmediato y quizás consiga la credibilidad que, de momento, no tienen sus palabras. En el próximo pleno se verá, a la vista de que IU y el PSOE han pedido explicaciones convincentes a un veto, lanzado bajo el argumento de que “IDEAL no trata bien a la Diputación”. 
Pero aún procediendo al relevo de la autora material del veto -dudo que se produzca- los políticos del PP en Diputación seguirán quedando en evidencia. Una auditoria de las millonarias inversiones de publicidad institucional en los últimos tres o cuatro años - algo que está confeccionado IU con información oficial- demostrará el premio bien remunerado a los medios palmeros o sumisos y el castigo a los que se atreven a la crítica o, simplemente, a informar de noticias que no les son gratas. Por  ejemplo sacar en portada, a seis columnas, que el Ayuntamiento del popular Luis Rogelio Rodriguez Comendador es ¡el segundo menos transparente de España!, según un organismo internacional. Posible antesala, por cierto, de un ramillete de gravísimas irregularidades o delitos que muy pronto conocerán la luz judicial en forma de denuncia.
A la propuesta hace tiempo de Amat de que había que echar a los periodistas incómodos, especialmente a los “del Internet”, se ha sumado ahora el veto a IDEAL. La cabra siempre tira al monte. Es por ello por lo que hoy elevo, y bien alto, mi cartel proclamando “Je suis Ideal de Almería”.

LA CUAJADERA

El Teatro Auditorio

En un par de semanas la Audiencia de Almería decidirá si se reabre el sumario del Caso Auditorio de Roquetas, donde Gabriel Amat permitió un sobrecoste millonario del 120% respecto del presupuesto inicial. Algo declarado ilegal por el TSJA desde el Contencioso Administrativo. Recuérdese en este contexto la aparición de recibos del pago de supuestas comisiones de la constructora HALSA a técnicos y a políticos del PP. La denuncia, a instancias del PSOE, ha sido ampliada recientemente con la aportación de facturas originales según las cuales se habrían pagado más de 50 millones de pesetas al dueño de la constructora por la realización del proyecto. En quince días sabremos qué decide la Audiencia al respecto, no descartándose en ámbitos jurídicos el visto bueno de los magistrados a que prosiga la investigación judicial contra Amat y los responsables.

Podemos Almería

El Consejo Ciudadano de Podemos Almería ha creado en su seno el “Área de Legal y Anticorrupción”, según fuentes del movimiento que lidera Pablo Iglesias a nivel estatal. Uno de los primeros asuntos sobre los que empiezan a trabajar es la recapitulación de la infinidad de procedimientos judiciales contra la corrupción política que, desde hace años, permanecen extraña y escandalosamente paralizados en numerosos órganos jurisdiccionales de Almería y su provincia. Piensan darlo a conocer a nivel regional y estatal.

Rogelio Mena.

El edil de Albox y candidato socialista a la reelección va camino del banquillo de los acusados en la correspondiente vista oral. Mena, que ha intentado paralizar mediante recurso la celebración del juicio, ha recibido recientemente la negativa del juez Ruiz-Rico, instructor de la causa seguida contra él por su reiterada negativa a entregar a la oposición sospechosos expedientes de adjudicaciones de obras. En base a lo manifestado por Susana Díaz en los últimos días - “ningún imputado irá en las listas del PSOE”- en Sevilla dan por seguro que la ejecutiva regional “tumbará”  la candidatura de Rogelio Mena aprobada a nivel local y por el  comité provincial de Sánchez Teruel.

Caso Marismas

“ Te digo que él (Sánchez Teruel) sale en el telediario... tiempo". Con esta frase por WhatsApp, una persona conocedora de la marcha de la instrucción del caso en Sevilla, me daba a entender que la Guardia Civil y la Fiscalia Anticorrupción mantienen, a día de hoy, su criterio de que el líder socialista almeriense sea finalmente imputado por el juez instructor para determinar sus responsabilidades penales en el escándalo con fondos europeos y andaluces. La pérdida de su condición de aforado, por no haber sido incluido en la Diputación Permanente del Parlamento, deja la vía libre para que el magistrado Gutiérrez Casillas- si hace caso a las propuestas que se están preparando con las correspondientes pruebas acusatorias- pueda proceder contra Teruel sin necesidad de elevar una motivación razonada al TSJA para su imputación. En la ejecutiva regional del PSOE siguen muy atentamente la marcha de este caso ya que, dependiendo de lo que finalmente decida el juez, Sánchez Teruel quedaría muy tocado políticamente hasta el punto de quedar descabalgado de la lista al Parlamento andaluz si se confirma su imputación judicial.




No hay comentarios: