domingo, 23 de septiembre de 2007

UN DOMINGO DE MARZO

Desde luego debemos descartar que las elecciones sean el Domingo de Ramos (16) o el de Resurrección (23). Tampoco podemos hablar del último domingo (30) porque no es plan celebrar mítines con las calles repletas de capirotes, pasos, tronos, turistas y bandas de cornetas y tambores. Con estos condicionantes impuestos por la tradición, Manuel Chaves se reiteró en Madrid al volver a anunciar que las autonómicas serán un domingo de marzo. El 2 o el 9. No hay más vuelta de hoja de calendario. De paso se negó a aclarar lo que viene pareciendo una obviedad desde hace años, si conjuntas o separadas de las generales. Y es que parece que no guarda buen recuerdo el presidente de aquellas solitarias elecciones que dieron como resultado la famosa legislatura de “la pinza”, con Javier Arenas y Luis Carlos Rejón poniendo en aprietos al PSOE, en minoría por vez primera y única.

El presidente puede perder una gran oportunidad, (por eso vacila), de romper con su imagen de dirigente sumiso, dependiente y condicionado por Madrid. Es tan escaso el margen de maniobra que Chaves y Zapatero tienen con el calendario en la mano, que es muy probable que Chaves quiera ser él quien anuncie primero la fecha de las andaluzas y a ese domingo se sume después Rodríguez Zapatero. ¡Total, por una semana de diferencia!. Si finalmente se hace así, Chaves lograría amortiguar la dura ofensiva de las plataformas nacidas en demanda de unas elecciones en solitario, donde se hable solo de Andalucía ante toda España. Pero ese, de momento, parece solo un privilegio no regulado del Estatut de Catalunya, ese del que dicen que hemos copiado páginas y páginas. El PSOE no olvida que una de las claves de permanencia en el poder de la Junta desde 1982 radica, precisamente, en no haber permitido el debate andaluz ante toda España cada cuatro años. Así le ha ido muy bien o, al menos, así parece desde 1982.

EN TU SEDE O EN LA MIA

El asunto del pelotazo de la recalificación de la sede del PSOE de Sevilla ha enturbiado el muy planificado viaje presidencial para vender en Madrid su criticada (por electoralista) política de viviendas baratas. Coincidía también con su no menos planificado encuentro con Rodríguez Zapatero para hablar de los “minolles” del Estatuto. Desayuno, conferencia y articulo de opinión en El Pais – “En tu casa o en la mía”- sacando pecho como líder pionero en la lucha por el derecho a una vivienda digna. Pero lo de la sede del PSOE de Sevilla ha sido un escándalo con el que no contaba el presidente. Es más, asegura alguien cercano que Chaves no tenia ni idea del asunto. De ahí que el presidente haya querido resultar convincente a la hora de proclamar que está seguro que todo se ha hecho legalmente en su partido. Una historia que muchos quisieran colocarle a Jose Antonio Viera a sus espaldas, pero no ha tenido arte ni parte. Quien mandaba en el partido cuando se dio el pelotazo de la recalificación era Jose Caballos Mojeda.

TAMBORES JUDICIALES NO LEJANOS

Suenan tambores judiciales en Almería. La Fiscalía deberá responder a primeros de octubre si archiva o no la denuncia de una supuesta trama de corrupción denunciada hace meses por representantes del PP e IU en El Ejido. Denunciaban la irregular gestión de la empresa semi pública Elsur. Coinciden los tambores de la Udyco con la decisión del alcalde Juan Enciso de presentar al PAL a las autonómicas, uno de sus compromisos con Martín Soler y el PSOE.

LA CEA, CONTRA GEA21

En la dura confrontación que mantiene la CEA con la Junta hay quien sostiene, como chispa determinante, el trato preferencial que el conglomerado de pequeñas empresas andaluzas GEA21, reciben en las adjudicaciones de la administración autonómica. Concesiones en detrimento, muchas veces, de las grandes constructoras andaluzas, en una de las cuales Santiago Herrero se sienta como consejero.

VALDERAS BUSCA ESCAÑO FIJO

Gresca en el seno de IU en Sevilla. Diego Valderas no quiere correr los riesgos de hace cuatro años, cuando se presentó a la Junta y no obtuvo escaño por Huelva. Esta vez no quiere fallar y piensa en Sevilla, desplazando a Concha Caballero. Como es habitual en las ceremoniosas broncas de IU, sacan el argumento oficial “ lo arreglamos todo en asamblea”. Pero siempre acaban mandando los mismos, a pesar de tanto asambleismo.

SISMOGRAMAS

-Santiago Herrero ha visto la oportunidad de situarse frente a la Junta en un choque sin precedentes entre la patronal y el socialismo gobernante andaluz desde 1982, cuando la CEA sacó una manzana con gusano contra el socialismo de Escuredo.

-Esta vez el motivo ha sido considerado por la CEA como una afrenta política contra ellos. Poner en manos de capital vasco y catalán Secea, la empresa mixta, buque insignia del incipiente sector aeronáutico andaluz.

-Herrero y sus asesores, fundamentalmente el núcleo sevillano, han analizado la situación, han cogido la escopeta, el perro y se han echado al monte. Llegó la hora de la ruptura.

-Las grandes empresas afiliadas a la CEA, en caso de que peligre la economía del aparato si se rompiese la Concertación, están dispuestos a salvar con sus cuotas la situación. “Que no cunda el pánico, pero esta vez va en serio”, se oye susurrar.

-El papel de lobby realizado en estos años por la CEA a favor de sus afiliados ante las instituciones y, sobre todo, los acuerdos de Concertación firmados con la Junta y los sindicatos CCOO y UGT, han marcado y ralentizado la rutilante carrera de Santiago Herrero en el seno de CEOE. El buen rollito de Herrero con el gobierno Chaves, criticado por el PP, se asegura que fue uno de los motivos de su derrota a la hora de intentar suceder a Cuevas.

-El malagueño Juan Jiménez Aguilar sigue, desde 1984, como el verdadero jefe del aparato de la CEOE, sobreviviendo a Jose Maria Cuevas y apartando de una inesperada carrera al sevillano Santiago Herrero León quien, tras descubrir la traición de Cuevas, inició una improvisada carrera para sucederle. La excelente relación de Herrero con el socialismo andaluz fue utilizada como arma arrojadiza por quienes finalmente acabaron apoyando abrumadoramente a su adversario Gerardo Díaz Ferrán. Jiménez Aguilar intenta ganar influencia en algunas de las organizaciones provinciales de la CEA.

No hay comentarios: